Talento Diverso

El blog sobre inclusión laboral para las direcciones de RRHH

Qué es el rating: valoraciones a empleados

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

 

Con el fin de informar a los trabajadores de qué cualidades necesitan mejorar, los directivos de las empresas deben proporcionar ciertas puntuaciones que midan la capacidad, la productividad y las habilidades que les llevarán a alcanzar las metas necesarias.

Que es el rating a empleados

El rating a empleados es una valoración o calificación del desempeño de los trabajadores que permite a los mandos superiores informarles de cómo están desarrollando sus funciones dentro de la empresa y lo que se puede hacer para mejorar.

Algunos directivos utilizan una escala del uno al cinco para estas valoraciones, mientras que otros lo hacen en función de las habilidades que son necesarias para que cada persona tenga el éxito en su rol dentro de la organización.

Durante este procedimiento se trata de explicar qué es lo que se está haciendo de forma correcta, las habilidades en las que es preciso mejorar y cómo hacerlo.

Esto produce un efecto positivo en las personas que les motiva a mejorar habilidades y rendimiento para llegar a los objetivos profesionales propuestos.

Beneficios para la empresa

Podemos enumerar una serie de beneficios que la empresa obtiene de estas valoraciones periódicas que se realizan al equipo de trabajo:

  • Establecer estándares y métricas sobre las posibilidades del desempeño de manera individual en los miembros de la organización.
  • Ajustar las metas individuales con las de cada uno de los departamentos y estas a su vez con las de toda la compañía.
  • Con estas valoraciones se consigue optimizar los niveles de desempeño.
  • Identificar aquellas formas de desempeño bien ejecutado y también las que las que son menos efectivas por parte de otras personas.
  • Ver las oportunidades de crecimiento y desarrollo de los perfiles, habilidades y competencias del personal laboral.
  • Establecer recompensas para los empleados de forma justa teniendo una base objetiva.
  • Reconocer las oportunidades que pueden tener en cada departamento.
  • Conseguir un compromiso, satisfacción e identificación de los trabajadores con la empresa.

Lo más importante de todo es que las personas querrán llegar a los objetivos planificados por la organización y, gracias a esto, llegar a conseguir el beneficio para todos, formando parte de un equipo, con lo que la compañía obtendrá una esencial ventaja competitiva.

Así se evita el estancamiento de cada persona trabajadora en el mismo puesto y funciones y ofreciendo mayores oportunidades de desarrollo profesional.

Formas de medir el desempeño de los empleados

Existen diversos medios o fórmulas para la evaluación de los trabajadores:

  • El encargado de la evaluación es un supervisor, jefe o persona que conoce al empleado y su rendimiento, además de las funciones que debe realizar.
  • Autoevaluación: En este caso el propio trabajador quien mide su nivel y propone mejoras para aumentar su rendimiento.
  • Evaluación entre compañeros que se produce entre miembros del mismo rango.
  • Evaluación del empleado: Aquí es al revés; son los empleados los que evalúan a un superior.
  • Evaluación por parte de los clientes: Cada cliente emite unas valoraciones sobre las personas con las que está en contacto.
  • Evaluación 360°: Se incluyen todos los métodos descritos anteriormente. Requiere de más tiempo y posteriores análisis por lo que resulta más compleja.
  • Evaluación automatizada: Se realiza a través del seguimiento informático aplicando un software para ello. Es preciso que el empleado dé su permiso para llevar a cabo este método.

Medir la cantidad y calidad

Las personas deben ser productivas completando la cantidad de trabajo que se les asigna, pero también es necesario medir su calidad en el desempeño de sus tareas.

Esto significa que hay que evaluar el rendimiento en función del trabajo realizado e incluso si están por encima de la cuota asignada.

En este mismo sentido es necesario medir su calidad para, si es preciso, mejorar en ese aspecto, comparándola con la cantidad, lo que dará una visión global informando a la persona de su rendimiento en ambos sentidos.

Evaluar si los empleados consiguen bien sus metas de carrera

Esta forma de valorar a los empleados es establecer primeramente sus objetivos antes de evaluar cómo ha sido el desempeño de sus tareas.

Así los trabajadores pueden llevar acabo sus labores mientras el directivo que se encarga de la valoración monitorea cómo va progresando.

Cuando llega el momento de calificar se tiene en cuenta qué objetivos consiguieron y cuáles no, proporcionando un criterio honesto para llegar a las calificaciones otorgadas.

Si se cumplen los objetivos, la valoración será positiva y se pueden establecer nuevas metas en el futuro. Caso de que sea al contrario, se trata de animar a que puedan cumplirlos explicando las calificaciones recibidas y fijando estrategias para conseguirlos.

Los ratings basados en habilidades

El rating aquí no se basa en el rendimiento del trabajador, sino en las habilidades y competencias que este posee y que son necesarias para llevar a cabo sus funciones.

Hay que especificar qué habilidades son precisas para desarrollar de forma adecuada el trabajo asignado a un empleado, evaluando cómo las aplica al realizar esas labores.

La calificación se puede establecer en función de cada habilidad específicamente o bien hacer un promedio de todas ellas combinadas.

Podemos enumerar algunas de esas capacidades:

  • Habilidades de comunicación: La calificación se realiza en función de las aptitudes para comunicarse con clientes o con otros miembros del equipo de trabajo.
  • Habilidades en la gestión del tiempo: Se trata de evaluar la priorización de tareas y presentar un trabajo de calidad dentro del tiempo asignado para ello. Otra manera de calificar sería por la asistencia laboral o a través de la puntualidad.
  • Resolución de problemas y pensamiento crítico: Se valora la capacidad de aportar estrategias que beneficien a su departamento y a la organización.

Evaluar a las personas que trabajan en una organización es muy beneficioso porque se obtienen criterios objetivos y es una forma de motivar y fomentar las habilidades de cada uno.