Encuesta de clima laboral

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

Herramienta para medir el clima de trabajo en una empresa

El clima laboral es uno de los elementos socialmente más comentados cuando nos referimos a nuestro trabajo. No con todo el mundo se comparte información del salario o las funciones concretas que se desempeñan, pero sí es muy recurrente comentar cómo estoy en el trabajo y sobre todo en aquellos casos en los que existe un componente negativo, por lo que se puede considerar como uno de los elementos subjetivos más importantes dentro de una empresa.

Dentro de la percepción individual de cada trabajador/a de cómo se siente dentro de la empresa, pueden influir multitud de elementos y variar a lo largo del tiempo, por lo que resulta muy personal y es evidente que influye en el rendimiento y productividad de cada uno/a.

En las encuestas de clima laboral se busca conocer si las personas que trabajan en la organización se sienten más o menos motivadas para realizar sus obligaciones profesionales.

La motivación es muy importante. La mayoría de estudios afirman que existe una fuerte relación entre la motivación de los empleados y los resultados de la empresa. Además, se puede actuar sobre ella para aumentarla.

Las empresas miden el clima laboral, entre otras razones, para lograr mejores resultados económicos. No sólo se mide, sino que la intención es intervenir en él para modificarlo y mejorarlo en la forma más conveniente, si es necesario hacerlo.

Las encuestas de clima laboral son el instrumento para la medición. Son una herramienta para conocer el grado de satisfacción de los empleados con el ambiente laboral.

¿Qué se mide en la encuesta de clima laboral?

Algunos de los factores que se evalúan son:

  • Satisfacción laboral: Se suelen hacer preguntas generales sobre el sentimiento de pertenencia a la empresa y lo orgullosos/as que se sienten los empleados/as de pertenecer a la organización.
  • Carga de trabajo: Se mide el nivel de trabajo y cómo afecta al trabajador/a en su desempeño y en las relaciones familiares.
  • Compañía: Se hacen preguntas sobre la empresa, con el grado de satisfacción en la misma, si perciben una comunicación justa de los superiores con el equipo, de los compañeros entre sí, qué opinan de los valores y la misión de la compañía, etc.
  • Desarrollo personal y profesional: si hay modos de promoción en la empresa, si estos se consideran por los empleados/as adecuados y proporcionales al trabajo y las habilidades de cada uno/a y si hay oportunidades de capacitación y desarrollo en la empresa.
  • Supervisores: se pregunta por su capacidad de liderazgo, qué opinan los subordinados/as sobre ellos, si los ven cómo líderes o tan sólo como jefes y cuestiones sobre la sinceridad y el sentido de justicia del supervisor/a, si distribuye igualmente las tareas entre los trabajadores/es…
  • Servicio al cliente: Cómo ve cada trabajador/a el servicio al cliente que se ofrece en la compañía.
  • Compensaciones: evalúa el nivel de satisfacción de los trabajadores y trabajadoras con el salario y también puede medir el sentido de reconocimiento (cómo se siente el trabajador/a de reconocido/a en la empresa)
  • Algunas empresas realizan actividades recreativas con los empleados/as, el denominado «team building», para mejorar el buen clima laboral, da lugar a conocer a los compañeros de trabajo en otro entorno y en ocasiones participan junto con sus familias, cultivando de esta manera el conocimiento del ámbito más personal. 

El clima laboral desde la perspectiva de la prevención de riesgos laborales

Desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales, se utilizan las encuestas de factores psicosociales para determinar los efectos sobre la salud o seguridad, con la finalidad de conocer las circunstancias en que se desarrolla el puesto de trabajo, según la visión del trabajador, donde se analizan determinados riesgos relacionados con el ambiente laboral, como son las «relaciones de trabajo».

A pesar que las encuestas se deben realizar de manera anónima, existe una reticencia razonable por parte de los trabajadores a no poner de manifiesto la existencia de un conflicto o problema que se pueda encuadrar dentro del ambiente laboral.

Así, el ambiente de trabajo estará determinado, además de por las relaciones personales con los compañeros y superiores, por el tiempo y volumen de trabajo, la presión en los tiempos, el nivel de exigencia, dificultad, reconocimiento, iniciativa, posibilidad de promocionar, etc. Todos estos ítems miden las condiciones relacionadas con la fatiga y la insatisfacción laboral.

¿Qué ocurre con los compañeros tóxicos? Referencia al acoso laboral

La existencia de un ambiente o clima laboral tóxico influye de manera muy negativa tanto en la empresa como en la esfera personal y puede producirse de forma jerárquica, por la existencia de directivos autoritarios o que no respeten a los empleados, o bien de manera lineal, por compañeros/as que se encuadran dentro de la misma categoría.

Estas circunstancias pueden dar lugar a mobbing o acoso laboral, aunque es importante analizar bien los elementos, origen, causas… antes de identificar cualquier tipo de conflicto como acoso laboral.

Para ello, es importante que todos los trabajadores cuenten con la información necesaria sobre los canales de comunicación para plantear la existencia de algún problema y conozcan los «protocolos de acoso», que en su mayoría recogen medidas de conciliación o mediación en los casos más leves.

Hacia un cambio de estilos directivos y en las relaciones interpersonales.

En la actualidad existe una nueva corriente de estilo de liderazgo mucho más participativo, que fomenta el trabajo en equipo, que invita a contribuir en la toma de decisiones y huye del autoritarismo e individualismo, generando mayor grado de bienestar de los trabajadores.

Esto ha hecho que las relaciones interpersonales en el ámbito laboral también se hayan modificado, no sólo por el nuevo sistema organizativo sino también por las distintas herramientas para comunicarnos, cobrando especial importancia los sistemas digitales y RRSS.

La facilidad para comunicarnos y conocer a un mayor número de personas en el entorno laboral favorece el enriquecimiento profesional y hace necesario que desarrollemos un nuevo rol, no sólo entre nuestros compañeros de equipo más cercanos, sino también con cualquier persona dentro de la empresa o fuera de ella, por lo que ser una persona facilitadora, que evita, resuelve o previene los conflictos, es una virtud muy valorada en el ambiente laboral.

Esperamos que tras leer este artículo le hayamos ayudado a comprender mejor por qué se hacen las encuestas de clima laboral, cuál es su objetivo, qué existen vías de comunicación, instrumentos como los  protocolos de acoso para denunciar el mobbing, y que es conveniente ser una persona facilitadora que resuelve o previene conflictos, ya que son habilidades demandadas por las empresas.