Upskilling, un reciclaje inteligente hacia el perfeccionamiento en el trabajo

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

La digitalización de la actividad de las empresas

La llamada nueva Revolución Industrial es un fenómeno que se produce como consecuencia de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Éstas permiten la captación, el almacenamiento, el análisis de datos a nivel global, lo que se conoce como Big Data, que permite mediante la realización de algoritmos ayudar a la toma de decisiones. La idea de toma de decisiones también subyace en el concepto de inteligencia artificial, cuya finalidad es que las máquinas presenten las mismas capacidades que el ser humano.

Estas nuevas tecnologías, nacidas del desarrollo de Internet y las comunicaciones, las 5G, el IoT, internet de las cosas, suponen un avance en la comunicación, los negocios, y una facilidad de realizar operaciones sin límites, además de eliminación de fronteras y barreras arquitectónicas.

Esto es así hasta el punto de crearse un debate social sobre si deben prevalecerlos beneficios de la tecnología o las cualidades humanas, que no pueden desarrollar las máquinas.

Esta nueva estructura digital da lugar al nacimiento de nuevas profesiones, así como a la necesidad de adaptar a los profesionales a las competencias digitales.

Ahora las profesiones más demandadas son las de: ingenieros informáticos, o matemáticos. También se eliminan puestos de trabajo más mecánico y de gestión rutinaria que son asumidos por programas y softwares de facturación, contabilidad, ventas, marketing, etc.

No sólo se crean nuevas profesiones, sino también nuevas empresas especializadas en la implantación digital.

Definición del concepto upskilling

El upskilling es enseñar a un empleado habilidades adicionales.

Una definición de upskilling es el proceso de lograr que el empleado o empleada adquiera competencias nuevas y relevantes necesitadas hoy y en el futuro próximo. Ejemplos comunes de esfuerzos de upskilling incluyen skills digitales (competencias digitales), skills analíticos y skills de transformación organizacional.

Hay que diferenciarlo del reskilling, que no es más que el reciclaje profesional. El upskilling es una capacitación adicional; esto es, formar al empleado o empleada en otras materias que le ayuden a desempeñar mejor las tareas de su puesto.

Los trabajadores/as deberán evolucionar desde  las soft (genéricas) skills hasta las hard (específicas) skills,

Se trata de un reciclaje profesional que consiste en adquirir las competencias para la adaptación a los nuevos puestos  creados por la digitalización.

El reto es conseguir habilidades técnicas para la utilización de determinados programas, aplicaciones o sistemas ERP específicos cada vez más complejos.

Ya no es suficiente la adquisición de unos determinados conocimientos o contenidos que exige un puesto, es necesario aplicarlos a través de un determinado sistema informático.

La exigencia profesional va más allá de aquello que puedan realizar las máquinas. Adquiere un mayor valor añadido: la capacidad de innovar, tener iniciativa, creatividad, así como la flexibilidad y capacidad de adaptación.

El upskilling es formarse en nuevas competencias y habilidades para perfeccionar e incorporar nuevos enfoques al trabajo que ya se está realizando (hacer lo mismo, pero mejor) El Economista. Equivale a un Learning by doing –aprender haciendo.

Big data, una competencia muy valiosa en upskilling

El upskilling determina la necesidad de formación de los empleados en nuevas competencias. Y los datos cada vez son más numerosos en todas partes. En determinadas profesiones  en las que la información es clave, será también básico saber manejar y analizar grandes cantidades de datos. Una formación en big data será necesaria para que los empleados/as  aprendan  a realizar su trabajo con más eficacia en  estas profesiones

Para los gestores de RR HH, el big data es también fundamental para saber cómo elegir a candidato/as, determinar los empleados o empleadas que pueden mejorar con el upskilling e investigar qué tipo de formación es la más apropiada para el desempeño más eficaz de su puesto.

Durante la última década, los macrodatos se han visto en gran medida como un subproducto de las aplicaciones y plataformas digitales. Las empresas se han centrado principalmente en cómo almacenar, limpiar y administrar datos de forma segura.

Ahora las empresas se están enfocando en los datos como “un nuevo petróleo”. Lo ven como un activo que debe desglosarse y perfeccionarse aún más a través de la ciencia de datos y el análisis para generar beneficios.

El reto es que los datos están en todas partes y el volumen de datos se está disparando

Solo estamos en la punta del iceberg en lo que respecta al volumen de datos que se crearán y que deberán analizarse con fines laborales, entre otras cosas

Proceso de digitalización de las empresas

Como todo proceso de transformación, requiere una planificación hasta conseguir el objetivo de ser más competitivos y productivos, que debe adaptarse a la actividad y perfil de los trabajadores. Es importante que el proceso se realice paulatinamente para que la plantilla pueda adaptarse de forma progresiva.

Se trata de un proceso continuo, por lo que es necesario potenciar el aprendizaje continuo por parte de los trabajadores.

Se debe partir de que exige un esfuerzo adicional a los profesionales que puede resultar más o menos exitoso dependiendo del acompañamiento y adaptación que se realice, no sólo cambia el sistema y herramientas de trabajo, sino que se introducen nuevos conceptos con los que es necesario familiarizarse

Además de mejorar la operatividad de las empresas, a través de la digitalización se consiguen otros objetivos como la sostenibilidad, ahorro energético, reducción de residuos, etc. que benefician el medio ambiente por los efectos que le provoca el tejido empresarial.

Efectos del upskilling en el mercado laboral

Dependiendo de las empresas y estructuras, algunas empresas han optado por invertir en upskilling dentro de su propia plantilla, mientras que otras han llevado a cabo restructuraciones profundas con la incorporación de nuevos empleados que tienen interiorizadas las competencias digitales.

La adaptación a la evolución tecnológica es también referida como el mundo 4.0, del que forma parte una generación también conocida como nativos digitales, en la que la tecnología ha formado parte de su vida cotidiana.

Así, la edad ha sido uno de los elementos diferenciadores y  ha generado la brecha digital, por las posibilidades de acceder, conocer y utilizar las nuevas tecnologías.

La digitalización de las empresas da lugar a una reducción de espacios físicos y la necesidad de mayor número de equipos informáticos de gran capacidad, así como la posibilidad de desempeñar los puestos de trabajo de manera no presencial.

Como vemos, las nuevas tecnologías exigen cambios a los profesionales, que tiene que adoptar nuevos enfoques en sus puestos para adaptarse a la digitalización, que impregna  nuestro mundo actual.