Talento Diverso

El blog sobre inclusión laboral para las direcciones de RRHH

La responsabilidad social empresarial

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

 

Este artículo se basa en el estudio «Principios ESG y cadena de valor: Del reporting al impacto social». Cátedra de Impacto Social (Comillas-Icade). Director: Carlos Ballesteros.

En su concepto “Golden Circle”, S. Sinek (2013) plantea que el propósito de una empresa, el motivo que le lleva a hacer lo que hace, determina el sentido de su actividad.

Históricamente, una empresa ha tenido un motivo económico y un motivo social y ha intervenido en 3 planos básicos: económico, social y medioambiental (“Triple Bottom Line”, definido por J. Elkington en 1998)

·         En el plano económico, la empresa nace para generar recursos financieros para sus integrantes. Esta idea tuvo su máximo exponente en 1970 con Milton Friedman y la escuela de Chicago. Por lo tanto, este debe considerarse como un fin intrínseco a una empresa.

·         En el plano social la empresa nace de un fenómeno de agrupación para dar respuestas innovadoras a las necesidades humanas. La empresa desarrolla la sociedad con la promoción de sus propios trabajadores, con sus estructuras organizacionales y con la venta de productos y servicios que cubren necesidades y demandas de los ciudadanos.

·         En el plano medioambiental, la empresa tiene que atender al ecosistema en el que se desenvuelve, pensando en los recursos de que dispone y en los impactos que puede generar. Debe existir un equilibrio entre ambos y así aparece, a mediados del siglo XX, el concepto de sostenibilidad.

Desde este planteamiento, la empresa existe para algo más que una función económica y se convierte también en un agente social y medioambiental.

El impacto social y medioambiental. Concepto

Este término genera muchísimas menciones y presenta alrededor de 1.710 millones de búsquedas en Google. Si bien se define de muchas formas, todas ellas se refieren a las huellas o efectos que una organización genera en la comunidad en la que se desarrolla.

En este sentido, ES Impact (2020) define el impacto Social como el conjunto de efectos y cambios positivos que tienen lugar en las personas y comunidades, como consecuencia de la incidencia de algún tipo de acción (iniciativas empresariales, proyectos, políticas, programas, etc.) desarrollada por organizaciones de diversa índole y naturaleza (públicas, privadas y con o sin ánimo de lucro).

Las distintas teorías económicas han ido evolucionando hacia una mayor integración del impacto social y medioambiental en la cadena de valor de las empresas, superando el enfoque en el que se concebía dicho impacto como un elemento accesorio y desvinculado al propio negocio.

Las compañías pretenden en estos momentos impactar en la sociedad mediante acciones integradas en sus respectivos modelos de negocio. Se comienza a dar forma a nuevas concepciones como la del capitalismo de Stakeholders desarrollada en el Foro Económico Mundial de Davos.

Todo ello confluye en la idea de que los 3 elementos empresariales, económico, social y medioambiental, están interrelacionados entre sí de tal modo que se consideran caras de una misma moneda.

Las primeras acepciones del concepto Impacto Social

Surgen a mediados del siglo XX, cuando Bowen (1953) habla de la responsabilidad social de los hombres de negocio, quienes deben perseguir políticas y ejecutar líneas de actuación que fueran deseables y sometidas a los objetivos y valores de la sociedad.

Más tarde, en 1991, Carroll, dice que la responsabilidad social corporativa (RSC) engloba 4 niveles de relación entre sociedad y empresas:

1.       La necesidad de dar respuesta económica a las demandas sociales es el primer nivel de relación entre empresa y sociedad.

2.       En segundo lugar, la empresa debe cumplir con la ley. La legislación establece unas líneas rojas para la actuación empresarial.

3.       Carroll habla en este punto de un nivel de relación ético. La empresa puede limitar el impacto negativo que genera, o ir un paso más allá, y hacer lo que es justo y correcto.

4.       Este es el nivel más elevado en el que la empresa puede asumir responsabilidades filantrópicas, convertirse en un buen ciudadano corporativo y aportar valor extra a la sociedad.

En ese sentido, se observa que la responsabilidad social empresarial nace como una actividad paralela a la principal económica de la empresa. Esta concepción irá evolucionando y en 1984 la teoría de los stakeholders de Freedman se distancia del concepto de RSC y realiza una plena integración en los negocios de la ética, afirmando la ventaja competitiva para la empresa del diálogo constante y honesto con sus stakeholders, los públicos interesados de aquella.

En esta misma línea en 2011 Porter y Kramer desarrollan un nuevo concepto llamado valor compartido, que sugiere la existencia de nuevas oportunidades de mercado cuya consecución conlleva ineludiblemente la generación de un impacto social positivo mientras que de manera simultánea la empresa genera un beneficio económico.

Finalmente, la evolución ha llevado a una serie de corrientes económicas más rupturistas, con la intención de alcanzar, en esencia, un sistema económico más centrado en la persona. Por ejemplo, la “Economía del bien común” de Cristhian Felber (2010), según la cual cualquier actividad económica tiene que estar condicionada por su impacto en las personas y en la naturaleza. Este sistema pretende poner en valor la relación entre la economía y el impacto social por medio de la adaptación real de la economía a las necesidades del ser humano.

El ecosistema global en 2021

El World Economic Forum a través de su Global Risk Report 2021 presenta una serie de retos, en los que la actividad empresarial sostenible y ponderada por el impacto social y medioambiental será determinante para el desarrollo económico y social mundial.

·         El cambio climático es uno de esos retos. Avanza imparable la temperatura global de la tierra por causa de los gases de efecto invernadero, lo que a medio plazo conllevará graves consecuencias ambientales, sociales y económicas

·         Por otro lado, desde la perspectiva social, cabe hablar de los impactos sociales y económicos que se derivan de la COVID-19 que amenaza con revertir años de progreso en la reducción de la pobreza y las desigualdades

Estos retos han hecho que algunos stakeholders ofrezcan una serie de respuestas

·         La opinión pública, ha comenzado a sensibilizarse de una manera generalizada y especialmente significativa por el deterioro del medio ambiente y el cambio climático, las desigualdades sociales, así como por el comportamiento ético de las empresas.

Los consumidores demandan más sostenibilidad en los productos y servicios que consumen. Surgen así nuevas presiones y oportunidades de negocio para las empresas

·         Los inversores también aumentan sus expectativas en este ámbito, y se anticipa así un crecimiento de la inversión sostenible y responsable

·         Esta inversión ha generado una legislación para la promoción de una economía sostenible. La Unión Europea ha manifestado ser una pionera en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda de las Naciones Unidas 2015

·         La U.E también quiere fomentar la inversión sostenible a través de ciertos mecanismos, como el Plan de Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea. Y para paliar los efectos de la COVID-19 ha establecido una serie de fondos a través del instrumento NEXT GENERATION EU para el período 2021-2027, fondos para asegurar una transición de la economía europea.
En resumen, el ecosistema global apunta a la transición hacia una economía sostenible, en la que los principios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) son fundamentales para el desarrollo empresarial.

EL modelo ESG

El modelo ESG (Environmental, Social and Governance) se ha convertido en vertebrador de la estrategia de sostenibilidad en las organizaciones y en un marco de reporting estándar para un gran número de empresas a nivel internacional.

Los elementos ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo deben ser identificados, medidos, reportados y divulgados a través de un conjunto de métricas, mediante un sistema de reporting que facilita el control y seguimiento de estos.

El verdadero origen de los ESG tiene lugar en 2005 cuando desde las Naciones Unidas se impulsa el desarrollo de los principios de inversión responsable (UNPRI)

Las instituciones y los países trabajan en la generación de unos estándares internacionales homogéneos con el fin de impulsar el desarrollo de los principios ESG en las empresas.

A continuación, se presentan las definiciones y características de cada uno de los tres principios (Environmental, Social & Governance):

 

ESG principales

Medioambiente

La primera dimensión es la referida al medioambiente. El cambio climático es la cuestión que más interés recibe por parte de las compañías. Algunos ejemplos de principios incluidos en esta temática son:

·         Medición y mitigación de gases de efecto invernadero

·         consumo controlado de ciertos recursos naturales

·         Prácticas que evitan la contaminación del agua y el suelo

·         Mitigación de la pérdida de biodiversidad en los ecosistemas

·         Transición a una economía circular

Social

Algunos de los principales objetivos en el ámbito social (de acuerdo con el estándar internacional de referencia Global Reporting Initiative, GRI) son:

Erradicación de la desigualdad social

Inclusión social

Mejora de las relaciones laborales

Inversión en capital humano

Protección de las comunidades locales e indígenas

Preservación del patrimonio cultural       

Gobierno

Se refiere a la inclusión de elementos de buen gobierno en las instituciones, ya que tiene un papel fundamental sobre los accionistas, los clientes, empleados y todos aquellos a los que afectan las decisiones empresariales

Algunos de los principales objetivos en el ámbito de buen gobierno (de acuerdo con el estándar internacional de referencia Global Reporting Initiative, GRI) son:

·         Desarrollo de Estructuras de gestión, liderazgo y relaciones internas sólidas

·         Fomento de la independencia en la toma de decisiones

·         Impulso a la transparencia y rendición de cuentas

·         Promoción de buenas prácticas

·         Lucha contra la corrupción y el fraude

El modelo de reporting ESG

El 29% de las empresas del IBEX 35 cuenta con una comisión de sostenibilidad y otro 53% realiza un seguimiento de estos elementos a través de otra comisión preestablecida.

El reporting es un valor que se manifiesta en el posicionamiento y visibilidad que alcanzan las compañías a través de la comunicación de sus niveles de sostenibilidad.

El proceso de divulgación facilita, además, la implementación de un proceso de seguimiento y control de los objetivos definidos por las compañías.

Sin embargo, pese a esta divulgación de las compañías en el ámbito ESG, faltan referencias a cómo estas compañías están desarrollando y ejecutando sus estrategias corporativas de acuerdo con esos principios

En otras palabras, si bien la empresa privada se suma a la ola del impacto social, no basta con articular un modelo que ha estado basado fundamentalmente en el reporting.

George Serafeim, profesor de la Harvard University, así lo refería en su artículo “Social-Impact efforts that create real value”. En él viene a decir que los líderes empresariales no están seguros de cómo hacerlo, de cómo deben comunicar sus esfuerzos en términos de ESG […] Las empresas deben ir más allá de la verificación de check lists. En un mundo que cada vez más se les juzga por su desempeño ESG, deben buscar drivers más elementales relacionados con la estrategia, con el objetivo de lograr resultados reales y ser recompensados consecuentemente por ellos […]. Nuestra investigación colectiva apunta a la necesidad de un nuevo paradigma de gestión para los líderes corporativos, uno en el que las consideraciones de ESG estén integradas tanto en la estrategia como en las operaciones”.

Por eso el mundo empresarial debería pasar de la era del reporting en ESG a la era del impacto, con la plena integración de los principios ESG -medioambiente, social y de gobierno, en el seno de la gestión de las organizaciones.

La integración de los principios ESG en la cadena de valor de las empresas

Que el propósito social de la empresa se integre en su estrategia corporativa es posible. No se trata de apostar por la filantropía empresarial, sino de asumir que el interés propio, basado en la creación de valor económico, puede ir acompañado simultáneamente de creación de valor para la sociedad.

George Serafeim, en Harvard Business Review, 2020, observa, en las empresas que han implementado con éxito estrategias ESG, un patrón recurrente en 3 fases, para responder al reto de integrar la sostenibilidad en su estrategia:

·         En una primera etapa, las organizaciones reducen las actividades no sostenibles para cumplir las regulaciones sociales y ambientales y disminuir su riesgo reputacional.

·         Después, incluyen en la operativa de la compañía prácticas sostenibles.

·         Por último, y como máximo grado de desarrollo, las compañías establecen estrategias de innovación sostenible que les permiten, desarrollar su negocio, ampliar su cuota de mercado e incrementar el número de clientes y de ventas.

Pero ¿por qué las empresas encuentran dificultades en integrar los principios ESG a su funcionamiento?

Dificultades en la incorporación de los principios ESG

Hay todavía un amplio recorrido de mejora para proceder a esta incorporación. Las causas de dicha falta de desarrollo son múltiples. Se pueden identificar la siguientes:

ü  Gestión accesoria: Hasta el momento y en las últimas décadas, las actividades y procesos de acción social se han dirigido en las empresas por los departamentos de Responsabilidad Social Corporativa, que son áreas dependientes de Comunicación o de Recursos Humanos. La consecuencia es que estas actividades han sido paralelas al desarrollo del negocio, convirtiendo la sostenibilidad en un elemento poco considerado en la estrategia.

ü  Actividades no mensurables: Han sido procesos (los de sostenibilidad) que han tenido un coste económico y humano sin la consecuente generación de un retorno financiero, más allá de una mejora reputacional. Por todo ello, el pensamiento neoclásico empresarial ha determinado que las respuestas a las necesidades de tipo social eran ineficientes desde el punto de vista económico.

ü  Cambio cultural: La integración plena implica descubrir que la sostenibilidad puede generar nuevas oportunidades de negocio. Para ello, se necesita un cambio cultural profundo y superar la visión empresarial de que la creación de valor se limita al desempeño financiero en el corto plazo, mientras se obvian las necesidades más importantes de los clientes que determinan el éxito en el largo plazo. (M. Porter. 2011)

ü  Desconocimiento y falta de formación: Conceptos como la economía circular, las finanzas sostenibles, el intraemprendimiento social, deben ser objeto de un profundo conocimiento por los gestores de una compañía para este proceso de integración de los principios ESG. Este conocimiento sólo se consigue mediante la formación y experiencia en estas nuevas corrientes económicas. Como consecuencia, la falta de formación puede convertirse en una barrera para la integración. Para superar esta posible barrera se necesitan responsables de negocio con experiencia y visión que incorporen la sostenibilidad como eje clave.

ü  Falta de homogeneidad: La falta de estandarización de criterios, metodologías y herramientas, dificulta la comparabilidad de los resultados, que es la base del seguimiento de cualquier estrategia en el ámbito empresarial.

Beneficios para las empresas de la integración de los principios ESG

§  Conforme a una teoría estratégica, para alcanzar el éxito una compañía tiene que crear una propuesta de valor diferencial. Pensar en las necesidades fundamentales de la sociedad y del planeta puede llevar a descubrir nuevos nichos de mercado, captar nuevos clientes y aumentar el número de ventas, captando todo el beneficio del mercado mientras, simultáneamente, se abordan problemáticas medioambientales, sociales y de gobierno (ESG)

§  Por otro lado, hasta hace poco las empresas no pensaban en los costes indirectos de ciertas prácticas, como el excesivo consumo de algunos recursos naturales (agua, energía), las emisiones de gases contaminantes, la generación de residuos o problemas relacionados con la salud, la seguridad y el trato igualitario de los trabajadores, entre otros. A estos elementos se les conoce como externalidades. Si estos costes indirectos se controlan internamente por la empresa mediante métodos de gestión, como la contabilidad social, se reducirán, mejorando consecuentemente los beneficios empresariales.

3 vías para fomentar la integración de los principios ESG en la cadena de valor empresarial

Partiendo del planteamiento desarrollado por M. Porter (2011) existen 3 vías para la relación entre el progreso económico y el desarrollo social, que puede servir para implementar en las empresas el valor compartido.

1.       Replantear nuevos productos y mercados para dar, con ellos, respuesta a ciertas problemáticas de naturaleza ambiental o social.

2.       Redefinir la productividad a lo largo de la cadena de valor: Las empresas pueden maximizar sus beneficios si apuestan por prácticas basadas en el concepto de las eficiencias operativas.

3.       El desarrollo de clústers locales: La empresa pertenece a un ecosistema al cual puede favorecer a través de acciones de colaboración y acuerdos con el resto de stakeholders.

responsabilidad social empresarial

Acciones no exhaustivas para integrar los ESG en la cadena de valor de las organizaciones

Actividades primarias

En las actividades primarias, las implicadas directamente en la elaboración y comercialización del producto, una compañía puede adoptar las siguientes acciones para la integración de los principios ESG:

Ventas y marketing:

v  Investigación continua y desarrollo de modelos de negocio en mercados subatendidos: Las multinacionales, con acceso a distintas regiones del planeta, pueden identificar necesidades sociales todavía no satisfechas por ningún tipo de producto o servicio, mientras contribuyen a la mejora de la calidad de vida en geografías menos desarrolladas. ¿Cómo?

o   Adaptando un producto especialmente vendido en una geografía para dar respuesta a las necesidades específicas de otra región menos favorecida económicamente.

o   De forma contraria al ejemplo anterior, algunos productos financieros, como los microcréditos, que nacen en economías menos desarrolladas, pueden adaptarse para encontrar demanda en países desarrollados, por circunstancias de inestabilidad, crisis o desigualdad.

v  Reorientando el uso de un producto en nuevos mercados. Por ejemplo, empresas de cosmética que han reorientado su producto hacia la industria médica, ofreciendo sus productos para uso clínico, o empresas que se han adaptado para atender a la situación de emergencia planteada por el COVID- 19.

v  Realización de acciones de comunicación corporativa orientadas al desarrollo de un propósito sostenible. Por ejemplo, muchas organizaciones entran a formar parte de instituciones globales, que fomentan la sostenibilidad, de la mano de sus máximos responsables.

Operaciones y producción:

Son las actividades para la transformación de las materias primas en el producto final a partir de la fabricación, el envasado, empaquetado y el mantenimiento de equipos.

v  Eficiencia en el uso y consumo de recursos naturales y materias primas:

o   Uso exclusivo de materias primas que cumplen con los estándares de producción asociado a diferentes certificaciones o sellos (v.g.: natural, ecológico, comercio justo, etc.) cuidando medioambiental y socialmente a aquellos stakeholders impactados, como los proveedores de origen-

o   Otras compañías restringen el uso de los recursos cuya explotación es más intensiva, como puede ser el agua. Un ejemplo en España es el Plan de Coca-Cola favoreciendo el ahorro del recurso por excelencia de su producto, el agua, mediante su Plan de Conservación y Cuidado del agua.

o   Crear negocios que ofrecen nuevas tecnologías, como, por ejemplo, sistemas de irrigación por goteo en países eminentemente agrarios.

o   Ciertas compañías adoptan políticas de exclusión, restringiendo las compras de ciertos productos en determinadas geografías en favor de la protección de derechos humanos (Especialmente conocidas son las políticas internacionales que pretenden poner freno a la industria de los minerales manchados de sangre en países africanos como Sierra Leona o el Congo).

o   Optar por materiales menos contaminantes o reciclables en los procesos de fabricación o embalaje.

Transformación del producto:

v  Evitar la obsolescencia programada, fabricando nuevos productos que puedan reutilizarse, renovarse o reciclarse.

§  Ciertas compañías han comenzado a desarrollar productos o servicios adaptados a los nuevos requisitos medioambientales, sirviendo además como medio para hacer más sostenibles otras industrias.

v  Sustituir la venta minorista de un producto por un servicio end to end (por ej. Philips Lighting y su sustitución de la venta de bombillas por servicios de iluminación)

v  Transformación del modelo operacional, pasando de realizar actividades contaminantes o contrarias a los derechos humanos transitando hacia industrias más sostenibles social y medioambientalmente.

v  Protección de derechos que surgen a partir de nuevos modelos de negocio. Por ejemplo, la eliminación de algoritmos financieros en el sector bancario para la concesión de crédito.

Logística

v  Promoción de la economía de cercanía. Hay grandes compañías que prohíben la compra de cualquier tipo de insumo en países geográficamente distantes entre sí desarrollando a cambio centros de producción locales. Ejemplo de Mark & Spencer y su reestructuración de la cadena de suministro.

v  Decisiones para la inclusión social: servicios de distribución al hogar empleando para ello grupos que se encuentran en situación de exclusión social. Ejemplo de la empresa de paquetería koiki

v  Reestructuración de las cadenas de suministro: reducir el número y longitud de los trayectos, favoreciendo la economía de la organización y mejorando las condiciones medioambientales del ecosistema.

Servicio de posventa y mantenimiento

En esta última subcategoría de las actividades primarias, se recogen algunas acciones relacionadas con la prestación de servicios al cliente tras la realización de la venta del producto o servicio.

v  Incremento de la vida útil del producto o servicio. Se desarrollan herramientas o tecnologías para facilitar que el producto o servicio prolongue su vida útil y se eviten gastos asociados a una nueva producción ineficiente.

Actividades de soporte

Son acciones de apoyo o soporte a las operaciones primarias. Para incluir los ESG en estas operaciones hay que transformar los procesos internos, favoreciendo el cambio cultural de cada empresa orientado hacia el desarrollo sostenible.

Infraestructura

Incluye el conjunto de operaciones de apoyo a toda la empresa, entre las que destacan la administración general, las finanzas, contabilidad o la calidad.

v  Estructura de capital paciente. Se trataría de formar un accionariado con un tipo de capital paciente (a largo plazo) a través del que se ofrece compromiso en una inversión destinada a la consecución de acciones sostenibles.

v  Contabilidad ponderada por impacto. Es un sistema contable extrafinanciero por el que se pude contabilizar el impacto de tipo ESG de todas las acciones de una compañía

v  Gestión de riesgos ESG: La gran mayoría de las compañías, ya están considerando e integrando el conjunto de los riesgos ESG a partir del desarrollo de un marco de gestión formado por un mapa de riesgos, un marco de gobierno, un marco metodológico de medición, la implantación de procesos de control y medidas de mitigación, así como los procesos de divulgación y reporting.

Desarrollo tecnológico

v  Desarrollo de tecnología eficiente. Por ejemplo, la cloud, la nube, reduce el consumo energético por un almacenamiento de datos más eficiente, provocando un impacto medioambiental positivo.

v  Inclusión de criterios de accesibilidad: desarrollos tecnológicos cuyos diseños facilitan su utilización a usuarios con ciertas discapacidades.

v  Inclusión de políticas sociales en proyectos de desarrollo: derecho a la desconexión de los trabajadores; políticas anti-acoso sexual y anti-discriminación.

v  Desarrollo de tecnologías de impacto: productos tecnológicos que crean impacto social: por ejemplo, el proyecto Elisa de la Fundación Once

Gestión de RR.HH.

Engloba la captación de talento, contratación, plan de carrera en la compañía, así como todas las políticas relativas a las políticas de compensación y pago de salarios.

resonsabilidad social emrpesarial

v  Estrategias de incentivos: favorecer los incentivos a los ejecutivos en función de la consecución de objetivos de tipo ESG.

v  Generación de estructuras más equilibradas:

o   Evitar grandes diferencias entre los salarios más altos y los salarios más bajos de la empresa

o   Comités de dirección y consejos de administración con nombramientos independientes

o   Denuncia anónima de conductas ilícitas observadas por cualquiera de los trabajadores de la compañía

v  Promoción de una cultura y un propósito asociado a fines sostenibles Organizaciones como Great Place to Work Institute, identifican aquellas compañías que presentan mejor desempeño en este sentido

v  Implementación de políticas para el fomento de los derechos sociales.

Abastecimiento

En esta fase de la cadena, que incluye la compra de materias primas, equipos e infraestructuras resulta fundamental establecer relaciones de apoyo y crear comunidades que permitan la promoción entre los diferentes miembros de la cadena de suministro (proveedores-clientes).

v  Sistema de relación con los proveedores basados en el comercio justo o la homologación de proveedores de acuerdo con ciertos estándares

v  Producción local vs transporte de la materia prima

v  Promoción de las comunidades locales

Tal y como hemos visto, cada fase de la cadena de valor puede adaptarse o transformarse de acuerdo con los principios ESG mientras, a la vez, se pretender maximizar el beneficio económico. 

Como conclusión, hemos visto cómo ha evolucionado el concepto de responsabilidad social empresarial, sus primeras acepciones y evolución, que las empresas tienen que integrar los principios ESG en su cadena de valor y hemos propuesto una serie de acciones no exhaustivas para incluir estos principios de medioambiente, sociales y de gobierno en las organizaciones.

Fundación Integralia DKV siempre ha tenido en su visión el objetivo de mejorar la vida de las personas con discapacidad facilitando el desarrollo y la inclusión sociolaboral a través de la formación, el empleo directo e indirecto y los itinerarios personalizados.