Talento Diverso

El blog sobre inclusión laboral para las direcciones de RRHH

La importancia de las redes sociales en las empresas

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

 

Para conseguir el éxito empresarial no hay una fórmula mágica. Pero sí que hay una serie de pasos que es necesario seguir para no caer en el olvido y que un negocio pueda ser valorado como merece. Uno de ellos es aparecer en internet porque actualmente, y aunque el fuerte de una empresa no sea la venta online, si no estás en la red, no existes. Por eso hay que ver la importancia de las redes sociales en las empresas.

La transformación digital no solo trata de cómo la tecnología se incorpora al mundo empresarial; es algo mucho más profundo que afecta a las personas y a toda la sociedad en general.

Resumiendo, podemos decir que es un nuevo fenómeno cultural que está modificando la forma de organizar el trabajo, la venta de productos y servicios, y la comunicación entre clientes y agencias. Solo quienes comprendan este cambio entre personas y cómo se relacionan con las marcas conseguirán marcar diferencias.

Redes sociales. ¿Qué aportan a las empresas?

Como decimos las redes sociales dan a las empresas presencia en internet. Son canales a través de los cuales se puede interactuar con los clientes, darse a conocer a otros usuarios y contactar de forma rápida y sencilla.

Si un negocio se encuentra en ellas, se pueden crear campañas, anunciar novedades, ofertas, promociones, hacer marketing, resolver cualquier duda que tengan los clientes, hacer que otros usuarios visiten la web corporativa mediante enlaces, son algunas de las funcionalidades que nos ofrecen.

Esas campañas publicitarias no deben ser invasivas, más bien al contrario, con unos contenidos que aporten valor sobre los temas que se tratan. Hay que ofrecer información útil, guiarles durante el trayecto hasta el final, el momento en el que se convierten en clientes.

Para destacar sobre otros competidores es necesario difundir las cualidades de los productos a través de diferentes plataformas, teniendo en cuenta que transmitir lo que queremos comunicar es mucho más fácil a través de contenido multimedia mediante webinar, por ejemplo, que permite al usuario ver las cualidades de lo que se le ofrece sin mayor esfuerzo.

Además de potenciar el negocio, existen otras posibilidades si la empresa tiene presencia en las redes sociales; por ejemplo, seleccionar personal para la compañía, comunicarse con los trabajadores, crear marca, ver su reputación, conocer cómo se encuentra el sector en tiempo real, crear redes profesionales… todo ello puede dar nombre a una empresa en las redes sociales.

Ventajas de las redes sociales

Gracias al Big Data (bases de datos) hoy tenemos acceso a una enorme cantidad de información que nos facilita la toma de decisiones en relación al negocio.

Con las herramientas precisas se pueden analizar los accesos a la web de usuarios que son posibles clientes en el futuro, medir el impacto de una campaña publicitaria, cómo se comporta la competencia… y todo ello en tiempo real, lo que permite planificar estrategias basadas en los datos objetivos proporcionados.

Tenemos unos enormes beneficios si estamos presentes en la redes sociales:

  • Aprender cuál es el público que sigue a una empresa: Conocer cómo es la audiencia es una de las cosas más importantes para conseguir inversiones rentables y campañas más eficaces.
  • Encontrar potenciales clientes: Las redes consiguen llegar a más personas lo que puede atraer a nuevos clientes y facilitar una futura conversión. Seguro que los diferentes sectores industriales, de servicios o de cualquier tipo están en ellas por lo que si una empresa no figura estará perdiendo posibles clientes debido a que su competencia sí lo hará.
  • Acceder a la información al instante: Gracias a las redes sociales se puede saber lo que piensa de una empresa sus seguidores. Lanzar campañas, servicios o productos a través de ellas hará que estos reaccionen exponiendo sus opiniones lo que resulta muy útil para saber si conviene poner a la venta determinados artículos.
  • Análisis de los competidores: Obtener información sobre la competencia puede ser de vital importancia, porque así se establecen determinadas estrategias de negocio. Es una labor compleja que es muy recomendable dejar en manos de expertos profesionales.
  • Lograr aumentar el tráfico hacia la web: Una vez la empresa tiene su página web, es necesario crear perfiles en redes sociales que atraigan a seguidores. De esta forma se genera tráfico hacia el site, aumentando el número de visitas que serán potenciales clientes.
  • Mejorar la imagen de marca: Los seguidores que se encuentren satisfechos con los productos de la empresa lo comentarán vía redes sociales y quienes lean esos contenidos positivos, se harán seguidores de su perfil y, en el futuro, clientes.
  • Mejorar la atención a los clientes: Los clientes tienen dudas, preguntas, peticiones… y las redes sociales son inmediatas para esto. Una marca debe estar ahí para contestar rápidamente.

También puede haber quejas y es preciso estar atento a ellas para responder procurando salir airoso de la situación. Si esto se hace bien la empresa se fortalece.

  • Lograr un mejor posicionamiento en buscadores: En especial Google que verá si las redes sociales son utilizadas para potenciar el negocio y eso hará que se posicione la web en lugares más altos.
  • Se consigue una mejor publicidad: La inversión en redes sociales para publicitar una empresa es mínima comparada con cualquier otra campaña que se puede realizar, logrando unos resultados muy apreciables en imagen de marca y aumento de clientes, gracias a esa presencia online.

Las mejores redes sociales para empresas: Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn

Lo primero que hay que señalar es que elegir las redes sociales más propicias para que la empresa sea más visible en internet depende del público objetivo al que se dirija.

El perfil de los usuarios no es el mismo en todas ellas y el lenguaje que se debe utilizar no es igual, así como la forma en que se establece esa comunicación.

Usar correctamente las diferentes redes sociales es fundamental si queremos conseguir el éxito y que la empresa sea reconocida:

  • Planificar una estrategia de contenidos con publicaciones regulares y diferenciadas en cada una de ellas.
  • Hay que buscar usuarios para interactuar con ellos.
  • El branding es uno de los objetivos principales y para ello realizar una correcta atención al cliente es primordial.
  • Otro aspecto muy importante es escuchar quejas y reclamaciones de los usuarios y ofrecer respuestas rápidas y acertadas.
  • Usar las herramientas precisas para entender cuáles son las necesidades de los clientes.

Según la estrategia que tenga la empresa cada red social posee su utilidad, pero es conveniente estar presente en más de una de forma combinada:

  • Facebook: Es una red usada para relacionarse con el cliente final. Lo que se conoce como B2C (Business to Consumer). En Facebook se pueden promocionar productos y servicios, pero hay que hacerlo con sutileza porque los usuarios no quieren verse avasallados con publicidad. También resulta muy útil para derivar tráfico hacia la página web.
  • Twitter: También sirve para llevar tráfico al site y promocionar las empresas. Además, puede conseguir mejorar la imagen de marca y es una muy buena herramienta para saber qué dicen de la empresa y el sector al que pertenece.

Se debe estar atento a las conversaciones que afectan al negocio y gracias a twitter se puede compartir contenido, estar informado y establecer contactos con referentes del sector.

  • Instagram: Es una red social que está experimentando un fuerte crecimiento, cuya principal característica es que interactuar es fácil y rápido. Se pueden promocionar productos en especial a través de las “historias”.
  • LinkedIn: Es muy útil generando contactos B2B (Business to Business); también gracias a esta red social se puede captar talento para incorporar futuros trabajadores a la empresa y conseguir mejorar la imagen de marca.
  • YouTube: Los usuarios cada vez leen menos y por el contrario, les gusta utilizar el formato de imagen y vídeo. Generando contenidos de calidad mejoran el posicionamiento y la promoción.
  • Google My Business: Es una herramienta gratuita que creó Google para ayudar a las empresas. Permite la vinculación de un negocio dentro de un entorno.

En Google My Business se puede añadir información sobre la empresa, el lugar en el que se ubica, contacto, horarios, etc. e incluir reseñas que proporcionan información adicional.

Las posibilidades de las redes sociales para las empresas son muy variadas, consecuentemente hay que estar en ellas para conseguir seguidores que luego serán clientes aumentando las conversiones.