Cultura de la empresa: cómo crear una buena cultura empresarial desde RR.HH.

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

Concepto de cultura de una organización 

La cultura de la empresa es el conjunto de valores, atributos y características compartidos por una organización. Es importante conocer e identificar la cultura empresarial de una organización, y es fundamental si trabajas en ella.

La cultura de la empresa está integrada por normas, también por hábitos y por valores, que, de una u otra forma, son compartidos por las personas y grupos que forman la institución.

El término cultura de la empresa abarca una variedad de elementos, incluido el entorno de trabajo, la misión de la empresa, el estilo de liderazgo, los valores, la ética, las expectativas y los objetivos.

Nombres alternativos a la cultura de la empresa son cultura corporativa, cultura organizacional o cultura laboral.

Verás que en muchas páginas web corporativas, se definen los valores de la empresa, su misión y su visión. Estos conceptos se refieren a lo siguiente:

·         Misión: Lo que somos. El objetivo principal de la empresa

·         Visión: lo que queremos ser

·         Valores: Los valores son los principios éticos y morales en los cuales se asienta la cultura de la empresa.

¿Cómo puede ser la cultura de la empresa?

La cultura de una empresa puede cultivarse de manera expresa y deliberada, o simplemente puede resultar de la acumulación de decisiones tomadas a lo largo del tiempo. Con una cultura empresarial sólida, los empleados comprenden los resultados y comportamientos esperados y actúan en consecuencia.

Algunas empresas tienen una cultura basada en equipos que enfatiza la participación de los empleados en todos los niveles, mientras que otras empresas tienen una cultura donde se valora la gestión formal, tradicional o jerárquica.

Cuando trabajas en una empresa con un estilo de gestión tradicional, tus responsabilidades laborales estarán claramente definidas, pero es posible que no haya oportunidades de avanzar sin pasar por un proceso formal de promoción o transferencia.

En un lugar de trabajo más informal, los empleados frecuentemente tienen la oportunidad de asumir nuevos proyectos y roles adicionales, según lo permita el tiempo.

Los recursos humanos como motor del cambio cultural 

Es obvio que la cultura de la empresa nace con vocación de permanencia. La cultura es algo que se ha ido aplicando desde el inicio de la empresa por sus fundadores y después por los miembros de la institución. Esto nos ayuda a entender el rol tan crucial que juega la cultura en la empresa.

La cultura de la empresa puede cambiar. De hecho, seguramente lo hace cuando cambian las personas que la integran. La transformación cultural exige tiempo y voluntad de cambiar

En un proceso de modificación cultural, RR.HH. juega un papel fundamental. Hay muchas opiniones sobre el verdadero valor profesional de RR.HH., que reside en la capacidad de ser, por un lado, un socio alineado con la estrategia de negocio, y por otro, en comportarse como un agente de cambio en la gestión de las personas.

Las empresas innovadoras, aquellas que son un buen sitio para trabajar, lo que se denomina “Best place to work” tienen un departamento de RR.HH., que contribuye al crecimiento de la compañía, pero también aporta valor a los empleados. Los empleados, por su parte, son capaces de adaptarse a los nuevos tiempos con una actitud proactiva, lo que requiere mantenerse al día en su especialidad e incluso ser promotores de los cambios en las estructuras organizativas.

Como crear una excelente cultura empresarial

Las mejores compañías son usualmente las que toman en consideración la retroalimentación que los empleados les proporcionan y encuentran diversas formas para permitirles crecer.

Podemos resumir en cuatro los puntos necesarios para crear una excelente cultura empresarial:

Crear un equipo comprometido

La filosofía de la empresa, su misión, visión y valores, debe cohesionarse con las personas. Es decir, no deben ser sólo unos principios impuestos, tienen que ser un conjunto de creencias que motivan a cada trabajador dentro de la organización.

Permitir que el personal participe en el diseño de la cultura de la empresa

La cultura no debe ser algo estático, sino que tiene que ser redefinida con la participación de todo el equipo de personas que forman la empresa. Solo de esta forma puede la cultura formar parte de todos los departamentos y áreas de la compañía

Tener un ambiente conversacional

Las conversaciones y el lenguaje en la empresa tienen que ser un reflejo de su cultura corporativa. Todo debe hacerse desde el respeto. Si en la cultura está previsto un tipo de actuación respetuosa ante una determinada situación y alguien se aparta de ella, hay que reconducirle desde el respeto.

Especial atención en el proceso de contratación

No solo hay que seleccionar a un candidato por sus habilidades técnicas y su experiencia. También es importante poder escoger a los candidatos en función de su adecuación cultural con la empresa.

Cinco ejemplos de cultura empresarial a seguir: Cocacola, Twitter, Adobe, Chevron y Google

Normalmente nos gustaría trabajar en empresas que son ejemplos de cultura empresarial a seguir. Algunas son famosas y a todo el mundo, en principio, le gustaría ir a esas empresas

Cocacola

Los valores de positivismo, alegría, chispa, el optimismo, forman parte de la cultura de la empresa de Cocacola. La marca más consumida del mundo asocia estos valores a su marca.

Y respecto a su cultura empresarial supone un hito el momento en que decidió ser más transparente, directa y cercana a través de su Manifiesto para el crecimiento. 

Twitter

En Twitter el ambiente de trabajo contagia buen rollo y compañerismo. Son conocidos los grandes incentivos que hay para los trabajadores, y su salario emocional

Chevron

Esta compañía se distingue sobre todo por su programa de cuidado de la salud de sus empleados, con servicios de fitness y salud, descansos periódicos y apuesta por su bienestar

Adobe

Responsabilidad social como esencia de su cultura organizacional, entorno laboral de respeto, igualdad de trato, donde te animan a desarrollarte personal y profesionalmente e incluso la posibilidad de comprar acciones de la empresa son distintivos de Adobe

Google

Valores declarados en Google son: el espíritu de pequeña empresa, la socialización, la innovación, escuchar las opiniones de todos y promover un equipo heterogéneo.

La cultura de servicio al cliente. ¿Qué es y por qué es importante tenerla?

La típica frase de que “el cliente siempre tiene la razón” está muy presente en la mayoría de las organizaciones. No hay que tomarle exactamente al pie de la letra, pero casi, y es que conviene tender a pensar en el servicio al cliente como pauta general en la mayoría de las acciones.

En la cultura de servicio al cliente, estos puntos son clave:

·         Tus empleados y tus clientes deben participar en la creación de esa cultura de servicio al cliente-

·         Hay que definir una cultura al cliente y mantenerla siempre.

·         Debe existir un ambiente amigable con retroalimentación constante.

·         Que todos los empleados tengan una formación básica de servicio al cliente

·         Mantener satisfechos a tus clientes.

·         Lo que sucede dentro de tu empresa es un reflejo del servicio al cliente que estás brindando.

¿Por qué es importante para una empresa tener una Cultura de Servicio al Cliente?

5 razones para instaurarla

·         El cliente es la razón de ser de una empresa

·         El servicio al cliente excelente sirve para diferenciarse de tu competencia

·         Es una ventaja publicitaria

·         Si los clientes están más satisfechos son más leales

·         Si no te preocupas por los clientes, la competencia lo hará 

Como hemos visto, la cultura de la empresa es el conjunto de usos y normas que se aplican en ella por todo/as expresa o tácitamente, que dirige la institución, que impregna a los empleados y les motiva a crecer profesional y personalmente. Es algo en la que ellos mismos tienen que intervenir, diseñándola día o día y reinventándola cuando sea necesario.

Tener una cultura empresarial de éxito, que haga que tu empresa sea un excelente lugar para trabajar, depende también de ti.