Incidencia de las TIC’S en la discapacidad

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

8º Informe Tecnología y Discapacidad Fundación Adecco  

El 8º informe Tecnología y Discapacidad de la Fundación Adecco intenta demostrar la importancia que tienen las Nuevas Tecnologías para llegar a la inclusión laboral y social de las personas con discapacidad.  

Las nuevas tecnologías mejoran la vida de todos, pero aún impactan más en la vida de las personas con discapacidad. Las barreras son muchas aún.  

El presente informe se ha realizado en base a una encuesta realizada a 300 personas con discapacidades físicas, sensoriales, intelectuales y psíquicas residentes en España, entre 18 y 50 años. Un 54% han sido personas con discapacidad física; seguidas de un 21% con discapacidad sensorial y un 16% con discapacidad psíquica y/o intelectual, y un restante 9% con otras discapacidades.  

Contratación de las personas con discapacidad llegó en 2018 a 116.873 contratos   

La contratación de personas con discapacidad ha aumentado un 109% en los últimos diez años. Esto se debe en parte a la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, aprobada en 2013, que armonizó la normativa existente y por otra parte, a que vivimos en una sociedad más sensibilizada con la diversidad, lo cual se traduce también en un cambio de mentalidad en las empresas.  

También influye el hecho de que las personas con discapacidad están rompiendo el autoestigma de la inactividad y dependencia y ven en el empleo la mejor forma para empoderarse.  

Las nuevas tecnologías, como la revolución de Internet en los últimos años, han abierto un abanico inmenso de posibilidades para las personas con discapacidad  

Las nuevas tecnologías no sólo impactan en la forma de desarrollar el puesto de trabajo, sino también en la búsqueda de empleo, ya que se puede hacer la búsqueda por medios telemáticos. Muchas personas con discapacidad estaban excluidas del mercado laboral y, gracias al desarrollo de la tecnología y a la innovación, han tenido la oportunidad de demostrar su talento y optar a un empleo al que, hace algunas décadas, hubieran tenido muy difícil acceder. 

Pero a pesar de estos avances las desigualdades de las personas con discapacidad en el mundo laboral siguen aún estando muy presentesSegún el último estudio del INE de diciembre de 2018, el número de personas en edad laboral ha aumentado un 1,08% respecto al 2017 Sin embargo, solo 1 de cada 4 personas con discapacidad en edad laboral trabaja (25,9%), frente al 64,4% de la población general. 

Además, entre las personas con discapacidad, un 65% de personas no es activa, es decir, ni tiene trabajo ni lo busca Esta cifra choca con la tasa de actividad del resto de la población, mucho más elevada, que anota un 77,7%.  

La tasa de paro de las personas con discapacidad es 10 puntos porcentuales superior a la de la población general, 26,2% frente a 17,1%, conforme al INE   

El 81,8% de las personas con discapacidad ocupadas trabaja a jornada completa, una proporción 3,5 puntos porcentuales inferior a la de los trabajadores sin discapacidad.   

Las nuevas tecnologías crean empleo en empresas ordinarias; el empleo de personas con discapacidad, se crea en CEE   

Si bien es cierto que se ha aumentado la contratación de personas con discapacidad, también es verdad que esta contratación se ha producido fundamentalmente en Centros Especiales de Empleo   

De los 116.873 contratos registrados en 2018, 82.981 han sido en empleo protegido, una cifra que sigue en aumento cada año. De hecho, si en 2008 el 47% de la contratación de personas con discapacidad tuvo lugar en las empresas ordinarias, hoy la cifra cae hasta el 29%. 

Dicho de otro modo, 7 de cada 10 contratos se firman dentro del ámbito protegido, en CEE.  

Las 5 G 

En cuanto a tendencias tecnológicas actuales, las 5G suponen un salto fundamental en capacidad y velocidad respecto a las 4G 

Los avances de las 5G se notarán sobre todo en el IOT, internet de las cosas y supondrán una auténtica revolución para la sociedad, en especial para las personas mayores o con discapacidad. 

El 5 G, que se asocia usualmente, a ciudades inteligentes y coches autónomos, tendrá innumerables aplicaciones. Los objetos conectados seguirán creciendo hasta que todo lo que sea programable pueda hacerse a distancia y en coordinación con su ecosistema. 

La red 5G multiplica por 10 la velocidad y capacidad de las redes, reduce a una décima parte la latencia y multiplica por 100 la capacidad de dispositivos conectados. Esto dará lugar al desarrollo de multitud de productos y servicios que mejorarán la calidad de vida de las personas, especialmente de las mayores y de las personas con discapacidad. 

Uno de los objetos inteligentes que más se está desarrollando son los asistentes virtuales guiados por voz 

También en el mundo de la movilidad se abren muchas posibilidades con los vehículos autónomos, vehículos inteligentes controlados remotamente; en la sanidad, con operaciones no presenciales a tiempo real, prótesis mucho más optimizadas gracias a la impresión 3D; así como mayor control y seguridad de dispositivos de vigilancia. Todo ello contribuirá a la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad.  

La mayoría de personas discapacitadas afirma que las nuevas tecnologías le ayudan, de alguna forma, a desempeñar su puesto de trabajo, al reducir las barreras con las que se encuentran y permitirles desempeñar sus funciones como cualquier otro trabajador.  

Este crecimiento debe orientarse a conseguir la plena inclusión de las personas con discapacidad y la igualdad de oportunidades  

Que tecnologías disponemos para las personas con discapacidad

Para personas con discapacidad física: 

  • Dispositivos para abrir y cerrar accesos y ventanas. 
  • Productos de apoyo para la accesibilidad vertical. 
  • Sillas de ruedas motorizadas. 

Para personas con discapacidad visual: 

  • Filtros de luz: dispositivos que absorben radiaciones luminosas de longitudes de onda definidas y filtran las no deseadas 
  • Gafas, lentes y sistemas de lentes para aumento 
  • Binoculares y telescopios 
  • Cámaras, unidades de control, monitores de vídeo y sistemas de vídeo procesados digitalmente 
  • Pantallas de gran formato, lectores de pantalla para invidentes, impresoras de braille, magnificadores de pantalla o lupas aumentativas, etc 

Para personas con discapacidad auditiva: 

  • Audífonos 
  • Gafas con audífonos incorporados 
  • Ayudas auditivas táctiles 
  • Auriculares 
  • Accesorios para productos de apoyo para la audición  

Para personas con discapacidad intelectual o psicosocial: 

  • Tecnología electrodermal: mediante una combinación de dispositivos wearables, del software y algoritmo se puede determinar las emociones de personas con altos niveles de dependencia. 
  • Robótica asistencial que guíe y facilite la movilidad. 
  • Sistemas de código abierto que permitan y faciliten la interoperabilidad con el móvil. 
Compártelo con la comunidad
Relaciones con el Ecosistema DKV Integralia