La brecha digital en las personas con discapacidad respecto al COVID-19

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

Importancia del acceso a las TIC y a internet en tiempos de coronavirus

Estamos en la era de Internet, no hay duda de ello. En estos últimos 20 años nos hemos introducido en el mundo de las nuevas tecnologías, con ordenadores en casa y teléfonos inteligentes, que son pequeñas computadoras a nuestra disposición en nuestro bolsillo.

Internet nos abre la puerta a un mundo de información en todos los ámbitos, desde la cultura, el entretenimiento y las relaciones sociales. Hoy el uso de Internet y las nuevas tecnologías es más relevante que nunca para estar integrado en la sociedad. Y en los últimos meses más aún, desde la aparición del coronavirus o Covid 19, que ha puesto al mundo en un serio aprieto, hasta el punto de tener que permanecer confinados en nuestras casas.

Ahora más que nunca Internet es como una tabla de salvación, que nos mantiene conectados con el mundo exterior.

Internet como medio de relaciones sociales

Hacemos un uso de internet a nivel social con plataformas cuya popularidad se ha extendido y cuyo uso se hace habitual en las familias y por los individuos. Pensemos en Facebook, la red social por excelencia. Nos hemos acostumbrado de tal forma a este sitio web que compartimos casi todo en él: nuestros viajes, nuestros logros, las metas que tenemos, un nuevo trabajo, dejar de fumar y otras muchas cosas que tienen relación con nuestra vida. Se convierte así Facebook en un medio de relaciones sociales en el que estar ausente, parece que te aísla del mundo.

También habría que nombrar a Twitter como red social más tendente a la información, desde obtenerla a compartirla. Es una red de actualidad al momento. Te enteras de lo último que ha ocurrido y de los comentarios o tweets que han hecho sus protagonistas sobre el asunto concreto. Y además puedes conocer qué temas de actualidad son tendencia en cada momento, al ser los que más conversaciones están generando.

Por último, a un nivel más profesional habría que citar a Linkedin, red dónde puedes subir tu currículum y tenerlo actualizado, para optar a miles de ofertas de trabajo geolocalizadas y en tu sector de actividad, o en otros, aparte de generar una red de contactos profesionales de distintos niveles.

Internet para hacer teletrabajo y aislarnos del Covid 19

El Covid 19 ha copado las informaciones mundiales desde enero de 2020, cuando apareció en la región china de Wuhan. Luego se extendió a Europa, principalmente a Italia y también a España. Desde el 14 de marzo el Gobierno español de coalición dictó un Real Decreto de Alarma, que nos obliga a permanecer en nuestros hogares para evitar contagiarnos y evitar contagiar a otros.

Teletrabajo

Desde entonces en televisión, pero también en Internet y las redes sociales estamos bombardeados con una cantidad ingente de información sobre esta pandemia. Esto nos angustia. Pero también nos da esperanza pensando en que bajen los casos de infectados y de muertes.

¿Qué sería de nosotros en esta situación sin Internet que es el medio que nos conecta con nuestros amigos y familias, o con compañeros de trabajo?

Precisamente en el ámbito del trabajo, muchas empresas han recurrido al Teletrabajo, es decir, a realizar la jornada de trabajo en casa por medio de instrumentos o dispositivos que nos conectan con nuestros ordenadores de la oficina. Es el caso de las VPNs. Sin estos mecanismos no podríamos hacer el trabajo desde casa. Con Internet y los sistemas de conexión y de transmisión de información que permite, es posible.

El mundo de las nuevas tecnologías posibilita que en circunstancias tan excepcionales como éstas podamos estar a la última en información y mejor aún, conocer si nuestros familiares, amigos y compañeros se encuentran bien. Por último, también nos permite poder teletrabajar o trabajar desde casa.

Las personas con discapacidad también acceden a Internet y a las nuevas tecnologías

Las personas con discapacidad no son distintas a los demás y también acceden a Internet, aunque en un porcentaje inferior a la población sin discapacidad.

El informe de Adecco sobre Discapacidad y Nuevas tecnologías explica que en el mundo de la movilidad se abren nuevas fronteras para las personas con discapacidad. Se crean vehículos inteligentes controlados remotamente, en la sanidad se pueden hacer operaciones no presenciales en tiempo real, o prótesis mucho más optimizadas gracias a la impresión 3D, y los dispositivos de vigilancia tienen mayor control y seguridad. Todo ello hará que mejore la calidad de vida de las personas con discapacidad. La tecnología inventará un futuro sin barreras, y también sin etiquetas.

Ejemplos de dispositivos que hacen que las personas con discapacidad puedan acceder al manejo de las nuevas tecnologías son teclados y joysticks, ratones virtuales, tablets gigantes, programas de interacción con la mirada, entre otros.

El 71% de los encuestados por la Fundación Adecco manifiesta que las nuevas tecnologías les permiten desempeñar mejor sus funciones laborales. Se puede contemplar así el papel relevante que juegan las Nuevas Tecnologías, las TIC, a la hora de posibilitar el trabajo de las personas con discapacidad.

Brecha digital en las personas con discapacidad

Como decimos, el uso de internet y de las nuevas tecnologías por las personas con discapacidad las acerca a la población general a la hora de las relaciones sociales o a la hora de desempeñar su trabajo, incluso en situaciones como la actual, en la que el coronavirus, y la enfermedad que crea, Covid 19, nos obligan a un encerramiento en casa durante varias semanas.

¿Qué ocurre con aquellas personas que no se han subido al carro de lo digital?

Concretamente, son bastantes las personas con discapacidad que manifiestan no estar conectados a Internet y las TIC. Según la Nota OED (Observatorio estatal de la discapacidad), de mayo de 2018, el informe Olivenza 2017 en su capítulo: “Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)” elaborado en colaboración con la Fundación Vodafone España, puso de manifiesto que 7 de cada 10 personas con discapacidad no utilizan Internet. Tres de cada 10 personas con discapacidad de 16 a 45 años no lo utilizan, pero este porcentaje subía hasta el 87,9 % entre los mayores de 65 años.

Brecha digital

También se observaba que se usaba más o menos Internet según el nivel de educación. Los que solo llegaron a educación primaria, no lo utilizaban hasta en un 87%, mientras que entre los que finalizaron educación secundaria este porcentaje se situaba en el 37,9%

Existía otro dato importante, las personas con discapacidad intelectual presentaban un uso más bajo de internet que aquellas con otros perfiles de discapacidad.

Es muy llamativo el hecho de que algunas de las personas con discapacidad encuestadas consideraban que Internet es muy avanzado y muy complejo su uso, hasta el punto de que a un 9,3 % le daba miedo utilizarlo porque cree que pueden engañarle

Entre las personas con discapacidad que usan internet, el uso mayoritario suele ser para buscar información y enviar o recibir correos electrónicos. Eso se hace con el ordenador, mientras que, para usar las redes sociales, se utiliza más el teléfono móvil.

La reducción del precio de internet, la promoción de cursos de formación para utilizarlo y el diseño de las páginas web de forma más sencilla e intuitiva son las mejoras más relevantes señaladas por las personas con discapacidad para facilitar el acceso y uso de internet.

Uso de las TIC en el trabajo

Las tasas de trabajadores con discapacidad deberían ser mucho más altas de lo que hoy en día son. Esto es evidente. Y además existen datos claros sobre ellos. Conforme al Informe Olivenza de 2018, la tasa de actividad de las personas con discapacidad es del 35,2 %, frente al 78% de la población sin discapacidad. Respecto a la edad cabe reseñar que es la franja comprendida entre los 25 y los 44 años la que registra mayor tasa de actividad.

Pero aparte de que este dato debe mejorarse con la intervención de todos, personas, instituciones, organizaciones, fundaciones, administraciones públicas, empresas, institutos de empleo, también es verdad que debemos fijarnos en si las personas con discapacidad que acceden al mundo laboral son capaces de usar las nuevas tecnologías e internet y en qué medida o con qué eficacia.

En este sentido, el informe Olivenza 2018 citado, nos ofrece los datos necesarios. Se trata de conocer el grado de penetración de los ordenadores, smartphones y tablets, de los dispositivos tecnológicos, en las tareas desempeñadas en el trabajo. Se realizó una encuesta entre personas con discapacidad y un 87,4% de las mismas contestó que sí usan estos dispositivos en el trabajo y solo un 12,6 % no los usa.

Los individuos cuya franja de edad se encuentra entre 32 y 48 años son los que más utilizan este tipo de herramientas tecnológicas en el ámbito laboral (89,9%), ofreciendo un dato prácticamente idéntico aquellos con una edad comprendida entre los 49 y 65 años (89,3%). Las personas entre 16 y 31 años ofrecen el dato más bajo (73,1%) del uso de TIC, pero una explicación a esta circunstancia puede ser que las personas con discapacidad se asientan en el mercado laboral a una edad más tardía, lo cual también retrasa el acceso a puestos de trabajo de mayor cualificación, en los cuales el uso de los dispositivos tecnológicos está más extendido

Algunas conclusiones del Informe Olivenza 2018 respecto a las TIC en las personas con discapacidad.

Las principales necesidades y demandas concretas de las personas con discapacidad en relación a las TIC son:

Reducir el precio de los dispositivos tecnológicos.
●Disponer de mayor información sobre accesibilidad de las TIC y ayudas técnicas.
●Promover cursos de formación que permitan al colectivo aumentar el uso de las nuevas tecnologías.
Respecto a la importancia de las TIC en la empleabilidad de las personas con discapacidad, las conclusiones son:
●9 de cada 10 personas con discapacidad encuestadas utilizan dispositivos tecnológicos en el trabajo para hacer sus tareas, realizando principalmente actividades de ofimática como intercambio de correos electrónicos, creación o edición de documentos electrónicos, introducción de datos en bases de datos y uso de aplicaciones para recibir tareas o instrucciones.
●Para un tercio de los encuestados sus tareas en el trabajo han cambiado como consecuencia de las TIC en los últimos meses. Creen poseer los conocimientos necesarios para desempeñar sus cometidos.
●Entre los cambios que han provocado las TIC en el ámbito laboral de las personas con discapacidad que han participado en el estudio, el tiempo dedicado a la adquisición de conocimientos es lo que más ha aumentado, seguido por una mayor facilidad de colaboración con los compañeros, una mayor independencia a la hora de organizar las tareas y un mayor seguimiento del rendimiento de trabajo.

Las personas con discapacidad ante el COVID 19

Tras este análisis de la situación en España de las personas con discapacidad, y después de haber mencionado la situación inusual que vivimos por el coronavirus – Covid 19 – en nuestro país y otros países europeos, y en general en todo el mundo, podemos vislumbrar que a la hora de confinarse o quedarse en casa, es muy importante en todos los ámbitos, social, laboral, de información, de entretenimiento, poder acceder a Internet y en general manejar las nuevas tecnologías.

Hoy nuestra gran ventana al exterior es la del sistema operativo que nos abre las puertas a todo lo que podemos obtener con Internet. Hoy las TIC son una realidad muy presente, pero lo seguirán siendo -y cada día más- en el futuro. Es indispensable eliminar la brecha digital que tienen las personas con discapacidad respecto al resto de la ciudadanía, porque ello influirá en todas las facetas de sus vidas. Las TIC pueden ser grandes aliadas para las personas con discapacidad, tal y como recoge el informe de Adecco sobre Discapacidad y Nuevas tecnologías mencionado arriba, pero de nada servirá si la brecha digital las hacen inaccesibles.

Compártelo con la comunidad
Relaciones con el Ecosistema DKV Integralia