3 de Diciembre, Día de la Discapacidad


EL 75% DE LAS EMPRESAS NO CUMPLE CON LA LEY GENERAL DE LA DISCAPACIDAD
¿DÓNDE ESTÁ LA DISCAPACIDAD?

38 años después de la creación de la LISMI (la actual Ley General de la Discapacidad) solo el 25% de las empresas de más de 50 empleados cumplen con la cuota que les obliga a que el 2% de sus equipos sean personas con discapacidad. La Fundación Integralia DKV lleva 20 años trabajando en la inclusión laboral de personas con discapacidad y todavía quedan muchos retos pendientes y una responsabilidad compartida: acabar con la discriminación en el empleo y construir una sociedad más justa e igualitaria. 

¿ves la discapacidad?


Las cifras hablan por sí solas: solo 1 de cada 4 personas con discapacidad en edad activa está trabajando. Según los últimos datos del INE, en España hay más de 3,8 millones de personas con discapacidad, de las cuales, 1,8 millones están en edad laboral, es decir, tienen entre 18 y 65 años. 

Solo el 34% de esta cifra son activas, frente al 77% en el resto de la población. Además, su tasa de empleo es del 25%, lo que prácticamente duplica las cifras del resto de la ciudadanía. Esta cifra puede aumentar a consecuencia de la crisis derivada por la pandemia, que generalmente impacta más en los empleos de los colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión social. 


1,8M
Población en edad laboral

33%
Inactividad

25%
Tasa de desempleo

Discapacidad y Salud


El "I Estudio DKV sobre los hábitos de salud de las personas con discapacidad", cuyo objetivo era identificar los hábitos de vida saludable de las personas con discapacidad, así como los contextos y situaciones que les permiten realizar rutinas y actividades para mejorar su bienestar, principalmente sustentado sobre tres pilares: el bienestar emocional, el físico/orgánico y el social. El estudio arrojó datos muy interesantes que supone un desafío para el colectivo de personas con discapacidad. 

Al menos el 55% de las personas con discapacidad practican un deporte o actividad física de forma habitual. Sin embargo, el 17,8% de los encuestados señaló que no pueden cubrir los gastos que estas actividades requieren.

El 63,1% de los encuestados considera que su salud es regular, insatisfactoria o muy insatisfactoria. En cuanto al aspecto laboral, el estudio reveló que el 64,7% de estas personas ha trabajado desde que les fuera diagnosticada la discapacidad. 

El estudio además aporta un dato preocupante: el 44,9% afirma haber perdido oportunidades laborales por falta de accesibilidad o adaptación al puesto de trabajo a sus necesidades. Este es un aspecto fundamental en la inclusión laboral de personas con discapacidad. Para que exista una inclusión, los puestos de trabajo han de ser siempre inclusivos.

Todos estos datos, y muchas otras conclusiones, pueden encontrarse en el "I Estudio DKV sobre los hábitos de salud de las personas con discapacidad". 


Discapacidad y empleo


Quedan aún muchos retos pendientes en la inclusión laboral de las personas con discapacidad. La tasa de desempleo de este colectivo dobla al del resto de la población en España y triplica la media de la Unión Europea.

El empleo va mucho más allá de una retribución económica. Se ha de entender como un aspecto fundamental en la constitución de un individuo. Tiene beneficios invisibles que son indispensables para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. El 75% de las empresas aún no cumple con la Ley General de la Discapacidad, que las obliga a reservar una cuota del 2% de su equipo a personas con discapacidad. 

El no cumplimiento de esta ley supone que muchas personas, a causa de su discapacidad, tengan una mayor dificultad a la hora de acceder a un empleo. No por su falta de capacidades y competencias, sino por todos los estigmas que rodean al colectivo y una percepción equivocada sobre su rendimiento en el lugar de trabajo.

En la Fundación Integralia DKV llevamos 20 años mitigando esta desigualdad a la hora de acceder a un empleo y trabajando en la inclusión de personas con discapacidad en las empresas, donde la formación y la experiencia laboral forman un epicentro clave en un itinerario profesional que comienza en la Escuela Integralia y finaliza con un tránsito a una empresa u organización desde nuestros centros especiales de empleo. 


Situación laboral de las personas con discapacidad según el I Estudio de DKV

La Escuela Integralia: un lugar lleno de oportunidades


Impacto del empleo


Desde la Fundación Integralia siempre hemos defendido que el empleo es fundamental para mejorar la vida de las personas con discapacidad; que va mucho más allá de una retribución económica y articula otras facetas y áreas que son indispensables para el bienestar de una persona. 

El impacto que tiene la actividad en la mejora de la vida de las personas es poliédrica. Una persona con un empleo consigue tener ingresos económicos estables, llegar a fin de mes, impulsar el desarrollo profesional, ganar autoestima y confianza, sentir una mejora en su estado de salud, tanto física como emocional, y sentirse más integrado en la sociedad con relaciones más sólidas y estables. 

Es por ello que defendemos a ultranza el derecho al empleo de las personas con discapacidad, derecho reconocido en la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas.

Todas estos beneficios del empleo están más que demostrados. En el caso de Integralia, pudimos extraer conclusiones muy interesantes y reveladores gracias al estudio que en 2019 realizó la consultora PwC sobre el impacto de nuestra Fundación en sus equipos. 


Otros retos pendientes


La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad es un instrumento internacional de las Naciones Unidas destinada a proteger los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad. Se trata del primer texto que realiza una garantía jurídica a los derechos de las personas con discapacidad y que además es vinculante para los 183 países firmantes.

El texto fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 13 de diciembre de 2006 en sus Sede de Nueva York, siendo ratificado con la firma de los países en marzo de 2007. Un año más tarde, el 3 de mayo de 2008, este tratado entró en vigor.

Además del empleo, existen otros derechos que aparecen en el tratado que son sistemáticamente vulnerados, como por ejemplo el de la accesibilidad (en España aún tiene muchos deberes pendientes, puesto que solo el 2% de los edificios construidos a partir de 2011 son universalmente accesibles) o el derecho a vivir de forma independiente o a ser incluido en la comunidad. Solo trabajando de manera conjunta en alianza con entidades del tercer sector, administraciones públicas y sector empresarial, podremos hacer frente a los grandes retos del colectivo de las personas con discapacidad. 


ODS QUE CUMPLE INTEGRALIA CON SU IMPACTO SOCIAL

Objetivo de Desarrollo Sostenible Educación
Objetivo de Desarrollo Sostenible crecimiento económico y trabajo decente
Objetivo de Desarrollo Sostenible reducción de las desigualdades
Objetivo de Desarrollo Sostenible Alianzas para lograr los objetivos

Los protagonistas

Aunque todavía nos queda mucho por avanzar, este 3 de diciembre queremos celebrarlo con todos aquellos compañeros que han podido llevar una vida con la máxima normalidad posible, derribando continuamente barreras con su perseverancia. Tenemos muchos ejemplos de ello. No son los grandes héroes que muchas veces se nos presentan. No corren maratones de 100 kilómetros, ni son influencers con comunidades de cientos de miles de personas. Son personas que luchan cada día para conseguir aquello que para otros es "normal", pero que para ellos supone un doble esfuerzo, por las barreras a las que tienen que enfrentarse. 

“Al final, aunque me hubieran amputado una pierna y perdido la visión de un ojo, para mí lo importante de todo esto es la lucha que he llevado a cabo para que mi vida cotidiana cambiara lo menos posible y poder seguir adelante con mis sueños. La vida nos puede cambiar en un segundo. Puede ser diferente de la noche a la mañana y es importante que todos como sociedad colaboremos, igual que lo hace la Fundación Integralia, a reducir cada día esas diferencias”.

Lorenzo Zaragoza Ini


"Hice una entrevista y al día siguiente me llamaron. Me dijeron ‘ya puedes venir a hacer la formación (en la Escuela Integralia) para empezar a trabajar’. Era el primer trabajo que tenía en mi vida. Mi primera llamada fue un desastre. Estaba muy muy nervioso. Con mucho miedo. Pero poco a poco fui mejorando. Aquí hay buena gente, todo el mundo me ayudó. Estoy feliz. Ya no dependo de nadie y puedo hacer mi vida”.

Julius Pallo. Refugiado de Guerra. Sierra Leona. 


"A mí me ha salvado la vida cuidar de mi madre y tener un trabajo en Integralia. Al final las responsabilidades son lo que te hacen levantarte de la cama e intentar ser mejor cada día".

Carmelo Gimeno, persona con enfermedad mental