La Fundación Integralia en el Hospital Marina Salud: un rol importante en la crisis sanitaria

El equipo de Atención al Paciente de la Fundación Integralia en el Hospital Marina Salud ocupa uno de los múltiples roles profesionales fundamentales para el buen funcionamiento de un complejo hospitalario durante la crisis sanitaria de la Covid-19 

Mucho se ha hablado ya sobre la labor que está realizando el personal sanitario a la hora de luchar contra la curva de contagio, en primera línea de fuego para hacer frente a la COVID 19. El Hospital Marina Salud, en la comarca de Denia, es uno de los cientos de hospitales que durante esta crisis sanitaria han atendido a personas con el coronavirus. Si bien el personal sanitario son los auténticos protagonistas y los que se enfrentan directamente con la enfermedad, también es oportuno hablar de otros profesionales cuya labor, aunque no sea tan directa, también es vital para el correcto funcionamiento de un centro hospitalario.

En este sentido, es preciso remarcar el trabajo realizado por los profesionales de la Fundación Integralia  en el Hospital de Dénia durante el confinamiento. Hasta 14 profesionales de Integralia -todos ellos con algún tipo de discapacidad- gestionan la centralita de llamadas del Hospital Marina Salud en Denia.

Hospital Marina Salud en Denia  

Su tarea se ha convertido en fundamental en este momento, dado que una buena parte de la asistencia sanitaria no urgente se presta actualmente vía telefónica. Durante estas semanas de pandemia ha sido necesario reprogramar toda la actividad asistencial, pero los profesionales de Integralia se encargan también de ofrecer información sobre la Covid-19, así como de avisar a los pacientes sobre las citas no urgentes que se están ahora programando para largo plazo. 

Para continuar con la atención a los pacientes, tanto el Hospital como la propia Fundación Integralia les han facilitado todas las herramientas necesarias para llevar a cabo el servicio mediante teletrabajo, de modo que se pudiera preservar su salud al mismo tiempo que continuaban con una labor fundamental para el hospital.

El director del centro de Integralia en el Hospital, Igor Vicens, destacó que la comunicación entre el equipo ha sido muy fluida desde el primer momento gracias a herramientas en la nube como el Office 365, que permite el trabajo colaborativo en un entorno online. “Nos hemos organizado bien para que lo comunicación fuera muy fluida entre todos nosotros y seguir manteniendo la efectividad en el servicio, ayudando de este modo al Hospital en un momento muy importante para ellos”.

Poco a poco y de forma escalonada, los profesionales de Integralia irán volviendo a la normalidad y asistiendo a su centro de trabajo en el hospital siempre respetando las medidas de seguridad y atendiendo a un estricto protocolo de prevención de riesgos laborales. Si bien todo volverá a la normalidad, esta pandemia ha puesto en relieve que además del trabajo imprescindible del personal sanitario, también hay otros profesionales cuya labor son esenciales para el correcto funcionamiento de un complejo hospitalario y que en situaciones como la vivida en esta pandemia, también se esfuerzan para ayudar a los pacientes en un trabajo igual no tan visible, pero fundamental.

Nuestra web utiliza cookies para proporcionarte un mejor servicio, si continúas navegando entendemos que estás de acuerdo. En nuestra política de cookies puedes ver más información o cómo cambiar la configuración.

Aceptar