La Fundación Integralia participa en el I Congreso sobre el Derecho a la Autonomía Personal organizado por COCEMFE 

El Subdirector de la Fundación Integralia, Javier de Oña, participó en una mesa redonda sobre Tecnología y Discapacidad 

Integralia participa en el I Congreso sobre el Derecho a la Autonomía Personal organizada por COCEMFE y que abordó desde todas las vertientes del derecho de todas las personas con discapacidad física y orgánica a ejercer su autonomía personal para hacer efectiva su plena inclusión a la sociedad. Para ello, contó con numerosos conferenciantes destacados del sector social de la discapacidad y que giró en torno a cuatro ejes: la garantía de los derechos en cada etapa del ciclo de la vida, la ciudad como espacio de vida y convivencia, los datos colectivos como herramienta de transformación social y la tecnología para mejorar la calidad de vida.

Posiblemente no haya muchas personas más indicadas que Javier de Oña para hablar sobre autonomía personal. El subdirector de la Fundación Integralia tiene una tetraplejia C5 a raíz de un accidente de moto a los 25 años. Es por ello, y por sus 20 años de experiencia trabajando en la inserción laboral de personas con discapacidad, que su relato adquiere credibilidad cuando habla sobre autonomía.

Javier participó durante el pasado 21 de octubre en una de las mesas redondas del I Congreso de Autonomía sobre el derecho a la Autonomía Personal organizado por COCEMFE y que Integralia apoyó como entidad socia. El debate de la mesa giró en torno al uso de la tecnología para mejorar la autonomía personal y calidad de vida tanto de personas con discapacidad como de personas en edad avanzada.

Javier expuso unos cuantos ejemplos de cómo la tecnología puede ser una gran aliada de las personas con discapacidad para mejorar su calidad de vida. De hecho, narró su experiencia personal cuando probó un exoesqueleto para personas con lesiones medulares.

 

"Hay necesidad de financiación de TIC, para mejorar órganos, para mejorar prótesis, que son carísimas. Se necesita inversión en empresas que faciliten el servicio de las personas

Pero el uso de la tecnología va más allá de la evoluciones de los materiales ortoprotésicos. La mesa de Debate también señaló como el uso de la Inteligencia Artificial, del Big Data, de Internet of Things, puede tener multitud de usos para mejorar la autonomía de las personas con discapacidad y personas mayores. No obstante, en la mesa también afloraron las posibles barreras que estos colectivos pueden encontrar a la hora de acceder a estas tecnologías como su propio coste o la falta de formación del colectivo, entre otros. Javier invitó a todas las empresas del sector tecnológico a que se apoyen en instituciones expertas del tercer sector de la discapacidad para garantizar que el diseño de sus tecnologías cumpla criterios de accesibilidad universal.

"Las tecnologías son mi futuro y el de todos nosotros. Necesitamos apps de teleasistencia, aplicaciones de zoomtext a voz para uso del BIG DATA, para que podamos prevenir enfermedades o aplicaciones para hacer ciudades amigables"

En la mesa también participó Manel Balcells, comisionado de Salud en Leitat Technological Center; Alida Díaz, arquitecta y miembro de “En torno a la silla” y del proyecto “Rehabitar”; Eva Aurín, responsable de innovación y eSalud del Hospital Vall d’hebron; Francesc Iglesies, secretario de Asuntos Sociales y Familias del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Catalunya y Núria Vallès, socióloga especialista en la perspectiva de la ética de los cuidados con el uso de la tecnología.

Nuestra web utiliza cookies para proporcionarte un mejor servicio, si continúas navegando entendemos que estás de acuerdo. En nuestra política de cookies puedes ver más información o cómo cambiar la configuración.

Aceptar