La transición digital de Integralia 

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador

Uno de los debates más avivados que se están sucediendo en el tercer sector –en este caso de la discapacidad- es cómo nos preparamos para la transformación digital, de modo que este no suponga un factor más de exclusión social. La brecha digital en las personas con discapacidad es evidente. El 30% de las personas con discapacidad no utiliza internet, frente al 98% de personas que sí lo hace en el resto de la población. Se trata de un dato cuya reducción ha de ser prioridad en las entidades del tercer sector. Esta brecha digital amenaza con ser uno de los factores de exclusión social más relevantes en el futuro por su transversalidad. Transversalidad porque transformará el trabajo, la formación, la relación con el entorno y las relaciones humanas. Todas aquellas personas excluidas de esta transformación, están en riesgo de estar excluidas en todos los demás campos en los que incide.

El pasado mes, la Fundación Integralia recibió el sello The Digital Workplaces’, que certifica los mejores entornos de trabajo digitales. Se trata del primer sello enfocado completamente a la experiencia digital del empleado y que demuestra el esfuerzo que en nuestra entidad estamos realizando para adaptar nuestro trabajo a las exigencias de la transformación digital. Esto incide directamente en a la empleabilidad de todas las personas con discapacidad que forman Integralia.

La misión de Integralia es la inserción laboral de personas con discapacidad, funcionando sus centros de trabajo como lugares de tránsito, donde la persona se capacita mediante formación y experiencia laboral para recalar en un entorno laboral normalizado. Es por ello que la experiencia digital adquiere gran relevancia para nosotros, no solo para mejorar la gestión y satisfacer las necesidades de nuestros clientes, sino también para que las competencias de los empleados de Integralia sean acordes a lo que exige y exigirá el mercado laboral.

Integralia alcanza la excelencia digital

Pero no solo estamos adaptando nuestra forma de trabajar a la transformación digital; también lo hacen nuestras formaciones. Buena fe de ello dan los programas de formación que hemos realizado sobre wordpress y marketing digital, del que se han beneficiado más de 30 personas con discapacidad. Estas formaciones suponen un punto de inflexión en Integralia y una nueva hoja de ruta a seguir para brindar competencias a las personas con discapacidad en sectores en auge.

El informe Olivenza de 2017, realizado por el Observatorio Estatal de la Discapacidad, sugiere que los operarios, los especialistas en oficios y los especialistas de tareas, solo representarán el 10% de los perfiles más demandados en el mercado laboral. Es por ello que se hace urgente la capacitación digital, porque toda aquella persona que no represente un valor añadido en su trabajo corre el riesgo de quedar excluido del mercado laboral.

Y para ello, se hace vital el apoyo tanto del sector empresarial como de las Administraciones PúblicasHan de ser aliados por naturaleza de las entidades del tercer sector que como Integralia afrontan el reto de la transformación digital. Unos, porque tienen la clave para confiar en las personas con discapacidad e impulsar su carrera profesional en un entorno digital, y otros, porque  su rol es garantizar la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía y construir una sociedad justa e igualitaria.

Este sello adquiere importancia para Integralia porque nos señala el camino por el que debemos continuar y es un aliciente para seguir dando oportunidades digitales a personas con discapacidad y que puedan subir al carro del cambio tecnológico. Es la única forma de seguir garantizando la igualdad de oportunidades para todos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cristina González Hipólito 

Directora de la Fundación Integralia

Compártelo con la comunidad
Relaciones con el Ecosistema DKV Integralia