El proyecto pretende crear nuevos empleos para mujeres en entornos rurales de Almería y Granada, con un especial foco en las mujeres con discapacidad. Las zonas rurales, como lugares para el desarrollo empresarial, normalmente presentan una serie de desventajas.

Las más importantes suelen guardar relación con sus características geográficas, su población, su infraestructura y sus recursos. El relativo aislamiento de los mercados, la insuficiente demanda local y la falta de instalaciones y servicios pueden limitar el potencial de crecimiento de la economía local en las zonas rurales.

Este proyecto busca capacitar a mujeres especialmente vulnerables, como pueden ser aquellas con discapacidad en entornos rurales, en diferentes áreas relacionadas con empleos de base tecnológica y de atención al cliente de forma deslocalizada.

El objetivo es desarrollar el empleo y el capital humano propicio para desarrollar nuevas líneas de negocio que puedan ofrecer estabilidad y empleo de calidad en empresas de economía social.

Logo de la FUNDACIÓN ONCE

El proyecto pretende generar vías de tránsito de empleados con discapacidad de la Fundación Integralia hacia el sector tecnológico. Este proyecto viene determinado por las demandas de las empresas de la economía digital y la relación entre los avances tecnológicos y la necesidad de las personas con discapacidad de acceso a una educación de calidad y que elimine la brecha digital existente en la actualidad.

La Unión Europea a través de la “Agenda Digital” pone en valor la importancia de desarrollar políticas activas del mercado que ayuden a mejorar la accesibilidad de los lugares de trabajo; desarrollar servicios de colocación profesional, estructuras de apoyo y la formación en el lugar de trabajo.

La formación en nuevas tecnologías supone una gran oportunidad para el equipo de la Fundación Integralia a la hora de mejorar su empleabilidad y carrera profesional en un sector en auge y donde existen déficits de profesionales.

Proyecto inclusión laboral personas con discapacidad

El RuralTic es una experiencia piloto e innovadora dentro del contexto de la orientación laboral que nace con un doble objetivo: generar nuevos empleos basados en la digitalización que consoliden y atraigan población en el medio rural y, mejorar la inclusión social de colectivos especialmente vulnerables como las personas con discapacidad, las mujeres y los inmigrantes.

Este proyecto busca superar la brecha digital de estos colectivos y mejorar su empleabilidad.

El RuralTic es una experiencia piloto e innovadora dentro del contexto de la orientación laboral que nace con un doble objetivo: generar nuevos empleos basados en la digitalización que consoliden y atraigan población en el medio rural y, mejorar la inclusión social de colectivos especialmente vulnerables como las personas con discapacidad, las mujeres y los inmigrantes. Este proyecto busca superar la brecha digital de estos colectivos y mejorar su empleabilidad.

La formación on line se complementa con la participación de empresas de base tecnológica que buscan candidatos para incorporar a sus plantillas de forma deslocalizada. Uno de cada tres alumnos inscritos obtendrá un puesto de trabajo