El futuro de las empresas será inclusivo, o no será

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador

La Fundación Integralia DKV ofrece dos cursos de Marketing Digital para personas con discapacidad. Uno será en Madrid, que comenzará el próximo 15 de octubre, y el otro en Zaragoza, iniciándose el 3 de noviembre. Ambos cursos albergarán a un total de 15 personas y tendrán una duración de un mes, donde además se establece otro mes de período de prácticas en empresas. Incidimos en la necesidad de que la formación sea complementada con un periodo de experiencia laboral y s por ello que animamos a las empresas a ofrecer esta oportunidad a nuestros alumnos.

 

Personas con discapacidad trabajando en Marketing Digital

 

Durante muchos años la brecha digital era un desequilibro patente que impedía a las personas, normalmente con baja formación y pocos recursos, acceder a la multitud de conocimiento e información que ofrece internet y en general las nuevas tecnologías.

La exclusión social se ha ampliado hasta abarcar también el mercado laboral

La exclusión entonces radicaba en que muchas personas quedaban relegadas del uso y disfrute de las nuevas tecnologías, incapacitándolos para seguir conectados con el mundo y la innovación tecnológica. Esta realidad no ha cambiado, pero la exclusión social se ha ampliado hasta abarcar también el mercado laboral. Hoy día, una baja alfabetización digital es sinónimo de mayor dificultad para acceder al mercado de trabajo y, junto a ello, a la imposibilidad de llevar una vida independiente y digna.

En 2017, el Observatorio Estatal de la Discapacidad realizó el Informe Olivenza, un estudio panorámico sobre la situación de las personas con discapacidad en España y que arrojó ciertos datos preocupantes sobre el asunto.

Ahí va el primero: siete de cada diez personas con discapacidad no utiliza internet.

Pueden intentar atribuirlo a la edad. Es cierto que los jóvenes lo utilizan mucho más que los mayores de 45 años. Pero ahí va el segundo dato: solo el 69% de las personas con discapacidad entre 16 y 45 años lo utilizan.

Y ahí una comparación para entender su magnitud: en las personas sin discapacidad del mismo rango de edad la utilización es del 98%, casi treinta puntos porcentuales más. Si a eso le sumamos que las cifras de desempleo de las personas con discapacidad doblan la media, ¿qué interpretaciones sacamos de todo esto?

Que un colectivo que ya de por sí tiene dificultades para acceder al mercado laboral se encuentra con un futuro a medio y largo plazo de digitalización, robotización e implantación de la Inteligencia Artificial, que comportará destrucción de puestos de trabajo poco cualificados, seriados y repetitivos.

El advenimiento del internet de las cosas, el uso del Big Data, la mencionada Inteligencia Artificial… conllevará una nueva ola digital que dejará fuera a todas aquellas personas que por el motivo que sea no se han formado en las nuevas profesiones digitales. La formación es de vital importancia en este asunto e históricamente no hay indicios para ser optimistas debido a los bajos indicadores de especialización que suele presentar el colectivo de las personas con discapacidad.  

Es por ello que la Fundación Integralia, anticipándose a una realidad inminente, tuvo la idea de orientar algunas de sus formaciones al Marketing Digital, un sector en alza y que sin duda será determinante para las empresas que quieran potenciar su visibilidad en internet. Las personas inscritas al curso aprenderán a gestionar comunidades online a través de redes sociales (Social Media), a posicionar en buscadores y construir estrategias para mejorar la notoriedad de una marca en internet (SEO) y a medir/monitorizar los resultados.

También han de ser las empresas las que tomen un rol activo en el desarrollo del talento

Este mismo estudio revela que los operarios, los especialistas en oficios y los especialistas de tareas, solo representarán el 10% de los perfiles más demandados en el mercado laboral. Las personas con discapacidad no pueden quedarse atrás. Las empresas han de saber que la inclusión laboral de personas con discapacidad forma parte de la gestión de la diversidad que tantos beneficios tributa en cuanto a retención y potencialización del talento y mejora del clima laboral.

En los próximos cinco años el mercado laboral será completamente diferente a como lo conocemos hoy en día. La anticipación permite adquirir y desarrollar una serie de habilidades y competencias específicas que se convertirán imprescindibles para entonces. Pero todos los proyectos formativos se quedan en balde si no van acompañados de experiencia de trabajo en una empresa. Es necesario generar oportunidades donde las personas con discapacidad puedan demostrar su valía y que podamos caminar juntos hacia una transformación digital que lo mismo que tiene de incierta lo ha de tener de inclusiva.

Es por todo ello que animamos a las empresas a brindarles una oportunidad de experiencia laboral a nuestros alumnos. Un periodo de prácticas profesionales es una estupenda manera de que puedan seguir no solo desarrollando su talento sino también demostrando su valía e interés en este sector.

 

Compártelo con la comunidad
Relaciones con el Ecosistema DKV Integralia