Día de la Mujer: por la inserción laboral de las mujeres con discapacidad

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador

Este 8 de marzo se celebra el Día de la Mujer, anteriormente denominado Día de la Mujer Trabajadora. Desde DKV Integralia, queremos aprovechar la conmemoración para dar a conocer la situación de las mujeres con discapacidad en el mundo laboral.

Trabajadoras del call center

De acuerdo con los datos del estudio del Instituto Nacional de Estadística y odismet.es, las mujeres con discapacidad en edad laboral (16-64 años) superan las 750.000 personas en España. Porcentualmente son menos que los hombres, el 42% del total. La mayoría, 3 de cada 4, tienen entre 45 y 64.

La dificultad de acceder al mercado laboral se acentúa en el caso de las mujeres. Destaca la baja tasa de actividad, la proporción de personas que tienen empleo en relación a la población en edad de trabajar. Así, de todas las mujeres con discapacidad en edad de trabajar, sólo lo hace 33%, frente al 55% de las mujeres sin discapacidad. Además, la tasa de paro es del 31%, casi ocho puntos por encima de la tasa de paro de las mujeres sin discapacidad.

Brecha salarial

En lo relativo a los salarios, los últimos estudios del Instituto Nacional de Estadística señalan que las personas con discapacidad cobran un 17% menos que aquellas sin discapacidad, una diferencia que se ha agrandado en los últimos tiempos. Este porcentaje supone 4 mil euros menos de media al año.

A esta discriminación se suma la producida por el género: las mujeres con discapacidad también cobran menos que los hombres con discapacidad. Alrededor de los 17 mil euros, frente a los 20 mil anuales que cobran los hombres.

Hay que recordar que el Día de la Mujer Trabajadora se creó a raíz de un incendio en el que murieron 123 mujeres que trabajaban en una fábrica textil. Dedicaban a la tarea muchas más horas que los hombres y por menos salario. Más de un siglo después, las mujeres con discapacidad también cobran un sueldo menor que los hombres.
Trabajadoras Zaragoza

Violencia de género

Más allá del ámbito laboral, la mujer con discapacidad y su doble discriminación, por el hecho de tener una discapacidad y por ser mujer, tiene una seria amenaza: la violencia de género.

De acuerdo con la Macroencuesta de Violencia de género de 2011, la mujer con discapacidad sufre más violencia, más grave y durante más tiempo, que la mujer sin discapacidad. Además, a medida que la gravedad de la discapacidad es mayor, también aumenta la intensidad y duración de la violencia sufrida debido la menor posibilidad de defenderse o reaccionar frente a los ataques.

En DKV Integralia trabajamos por la plena igualdad entre hombres y mujeres. De hecho, el 62% de la plantilla son mujeres y más de la mitad, un 52%, mayores de 45 años. Muchas de ellas sufren enfermedades degenerativas o crónicas y su acceso al mercado laboral es muy difícil o prácticamente imposible 

A este trabajo en España, se suma la cooperación al desarrollo en países como Perú, Colombia y la India. Pero es en éste último donde nuestra labor con las mujeres se trabaja con más incidencia. Junto a la Fundación Vicente Ferrer, trabajamos para evitar la doble o triple discriminación de mujeres, que además de tener una discapacidad viven en pueblos con muy pocos recursos y oportunidades de desarrollo.

Son datos que demuestran que en DKV Integralia trabajamos de forma consciente por la inserción de mujeres que tienen muchas dificultades para acceder al mercado laboral y obtener una independencia financiera.

Compártelo con la comunidad
Relaciones con el Ecosistema DKV Integralia