Community manager versus coach

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador

Por mi trayectoria profesional, conozco personas que son communities y coaches, dos perfiles muy diferentes pero a la vez con una parte muy importante en común… Os lo digo con conocimiento de causa, ya que he cursado las dos formaciones y por ello quería poner sobre las mesa esta comparativa, como profesiones opuestas que tienen una base afín. Estos dos perfiles están actualmente muy demandados en el mundo laboral y también he de añadir que están muy “de moda”. Han irrumpido con fuerza y llegan para quedarse.

En primer lugar empezaremos por definir que es cada profesión para partir de unos conocimientos previos.

Community manager coach

Diferencias y puntos en común entre Community Manager y Coach

¿Qué es un Community Manager?

El Community Manager es la persona especializada en herramientas 2.0 que se encarga de gestionar la marca de un producto en el mundo on-line. Es la voz, los ojos y las manos de la marca que representa dentro del mundo de internet como pueden ser redes sociales, comunidades, foros, etc… Lo hacen de manera bidireccional, es decir él o ella es la marca para los usuarios de internet y a su vez también es la voz de los internautas para la empresa.

¿Qué es un Coach?

Es el profesional que acompaña a una o varias personas en un proceso de cambio con el objetivo de conseguir, por sí solos, sus propias metas u objetivos, o incluso que desarrollen habilidades específicas. Pueden ayudarte a cosas tan variopintas como ser un buen líder, gestionar tu tiempo, encontrar trabajo o pareja, cohesionar grupos de trabajo o familiares, hablar en público, gestionar emociones (frustración, ira, miedos, timidez…) etc… 

¿Qué une a estas dos profesiones? 

A priori, son figuras y profesiones que no tienen nada que ver. El community se dedica al mundo on-line (internet), y el coach, principalmente, al mundo off-line (fuera de la red). El primero trabaja con herramientas informáticas en la red y el segundo trabaja con su presencia. En un principio la única particularidad que les une es que trabajan con personas, ya sea a través de una pantalla de ordenador, smarphone, tablet, etc… como el community o en el cara a cara, en la mayoría de los casos, como el coach.

 

Competencias de un Coach y relación con el Community manager 

Me gustaría explicaros cuales son algunas de las competencias que debe tener un coach o en las cuales debe trabajar, para un mejor desarrollo de su profesión. También me gustaría mostraros como dos profesiones tan antagónicas pueden a su vez ser tan parecidas y tener una base en común. Son las siguientes:

Formación especializada:

Tanto para una profesión como para otra se requiere una capacitación profesional. Es muy importante tener una formación reglada y comprobable, es común el intrusismo en este tipo de profesiones emergentes. Así que si contratas a uno de estos dos perfiles, comprueba que su formación esté regulada y que sea de calidad.

Establecer confianza con el cliente:

Los dos profesionales deben crear un entorno de confianza y respeto mutuos para el desarrollo de su relación contractual.

Estar presente:

El cliente debe saber que cuando estás con él, estás por y para él, porque en ese momento es tu prioridad.

Escuchar activamente:

Es muy importante escuchar al cliente para saber lo que quiere y requiere en cada momento. Cada persona debe tener su espacio para escuchar y ser escuchada.

Realizar preguntas poderosas:

Realizar una pregunta poderosa en un momento determinado puede hacer que se resuelva una situación de manera rápida y positiva para ambos. La pregunta puede referirse a algo que hayamos podido pasar por alto o incluso una pregunta ya hecha anteriormente reformulada de otra manera…

Comunicar de manera efectiva:

Una comunicación adecuada, útil y fluida es uno de los pilares fundamentales para trabajar con personas. 

Crear conciencia:

Esta habilidad ayuda al cliente a crear conciencia de lo que está pasando, por ejemplo cuando estamos en “punto muerto” dentro del proceso, crear esa conciencia sería el poder darle otras interpretaciones a la situación en particular para poder buscar la mejor solución.

Diseñar acciones:

Las debemos diseñar con el cliente para el propio desarrollo del proceso o negocio, ya que ayuda al cliente a evolucionar y focalizarse en lo que realmente quiere y conseguir aquello que está esperando.

Social media y Coaching

Como siempre me gusta dar un paso más, me gustaría preguntaros…

¿Qué pasaría si estas competencias las desarrolláramos cada vez que estamos con personas tanto a nivel laboral como personal?.

Imaginad, por ejemplo, que tenemos un mal entendido con un amigo, con la pareja, con un familiar, con los hijos, con el jefe, con un compañero,…

La formación especializada se puede equiparar a que somos personas adultas y racionales para poder afrontar cualquier tipo de situación. Podríamos acordar quedar con la persona en cuestión, escogemos un lugar neutro donde nos sintamos cómodos; estamos por y para él o ella, creamos esa confianza necesaria en toda relación, adecuando el espacio físico, buscando el momento idóneo y también siendo conscientes de nuestro lenguaje verbal y no verbal. 

Escuchamos lo que nos tenga que decir, sin interrumpir y posteriormente argumentamos nosotros. Buscamos también ese punto de empatía, de ponernos en lugar de la otra persona. Podemos realizar alguna pregunta que hasta el momento no hayamos hecho para crear conciencia y poder ver otras interpretaciones de la situación y por último focalizarnos en el resultado que queremos conseguir. Creamos un plan de acción conjunto que a los dos os haga sentir cómodos para tener la relación que tanto deseáis conseguir.

Os invito a que vayáis incorporando, poco a poco, todas o alguna de estas habilidades a vuestros trabajos y vida diaria. Inclusive alguna la podéis practicar con vosotros mismos, como por ejemplo, buscad un espacio personal, mirad hacía vuestro interior, escuchad para saber que siente vuestro cuerpo, que dice vuestra cabeza, en definitiva sed conscientes de vuestras necesidades. Cread un dialogo interno con vosotros mismos, por supuesto positivo y con respeto y entonces diseñad una o varias acciones para cambiar aquello que sea susceptible de cambio.

 

Al principio quizá os cueste un poco pero con el tiempo y la práctica, práctica, práctica,… 

El aprendizaje estará integrado, y por lo tanto os saldrá de manera natural.

 

Silvia Blancas
Coach y Practitioner en PNL
Colaboradora del Ecosistema DKV Integralia

Compártelo con la comunidad