Tengo una discapacidad. ¿Por dónde empiezo?

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

Cuando después de un accidente o enfermedad, una persona adquiere una discapacidad sobrevenida imagina que tendrá que depender siempre de otros para poder hacer las cosas.  

Esta situación influye en su desarrollo y en su forma de relacionarse socialmente, y puede llegar a caer en un estado depresivo, pensando que su vida ha finalizado. Los familiares normalmente tienden a sobreproteger a las personas que han sufrido una discapacidad sobrevenida. Como señala FEDAES.org “la familia suele sobreproteger por el miedo de dejarlos salir solos a la calle, por los riesgos que ello conlleva, limitando así, la oportunidad de salir adelante e integrarse en actividades que le ayuden a superar lo que pasó

Asimilar la discapacidad 

Hay otras personas que ni siquiera tienen una rehabilitación proporcionada a su discapacidad, así que su cuerpo se va deteriorando y adquieren otras patologías, o agravarse la que ya tiene.    

La adaptación a la discapacidad es un proceso necesario, de reconstrucción del yo. La meta es llegar a aceptarnos en nuestro nuevo cuerpo o mente. Pero para esto hay que pasar una serie de etapas, que cada individuo vive de forma diferente.  

En edades tempranas, los niños aceptan su discapacidad en el comienzo de su proceso de socialización. Es vital una buena respuesta familiar para que tengan una evolución normalizada 

Sin embargo, en la adolescencia y la edad adulta, es más complicado encajar una discapacidad, ya que se da un estilo de relaciones previo y unas experiencias con las que comparar, lo que suele provocar un mayor grado de frustración. 

Las etapas de las que suele hablarse en una discapacidad son:   

  • Incertidumbre. El individuo tiene síntomas, pero no ha sido diagnosticado. Se siente confundido y se pregunta qué hay en él que está mal. Esta incertidumbre puede no quedar nunca resuelta y los planes de futuro pueden tener que ser continuamente revisados. 
  • Fase de shock: Supone una reacción al escuchar un diagnóstico. El individuo no es capaz de reaccionar y de comprender la magnitud de su discapacidad.
  • Negación: es un mecanismo necesario de defensa. La persona niega a sí misma lo que le ha pasado. Con el tiempo, esta negación se suaviza y el individuo reconoce emocionalmente lo que le ha ocurrido 
  • Depresión/pena/duelo: Suele darse cuando la negación se va mitigando y se es más consciente de lo acaecido. Esta pena y duelo muchas veces se lanza contra los familiares o cuidadores, como si ellos tuvieran la culpa de lo que nos ha pasado 
  • Aceptación: No implica ser feliz con la discapacidad, sino ser realista abandonando falsas esperanzas y aceptar como individuo que hemos cambiado  

Las personas con discapacidad son «aquellas que tienen deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, pueden impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás».  

Esta es la definición del Artículo 1 Propósito de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, adoptada por la Resolución 61/106, de 13 de diciembre de 2006, de la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

Para que una persona esté legalmente considerada como discapacitada, tiene que obtener el certificado de discapacidad.  

Certificado de discapacidad. ¿Qué es y cómo lo obtengo?

El grado de discapacidad se evalúa mediante un baremo estatal y se valoran las limitaciones de la persona y factores sociales complementarios relativos como el entorno familiar, la situación laboral, educativa y cultural, que dificultan su inclusión social.   

El grado de discapacidad se expresa en porcentaje y la discapacidad se reconoce a partir de un grado del 33%. 

¿Cómo consigo el certificado de discapacidad?   

El reconocimiento de la discapacidad de una persona se realiza a través del certificado de discapacidad. El certificado de discapacidad es un documento oficial que emite la Administración de las Comunidades Autónomas y acredita la discapacidad de una persona, tanto si es permanente como si es temporal. Establece tu grado de discapacidad e incluye un informe médico. 

El procedimiento se inicia a instancia de la persona interesada mediante presentación de solicitud ante el Órgano administrativo correspondiente a su Comunidad Autónoma de residencia. Para facilitar la presentación de la documentación requerida las distintas unidades tienen establecidos distintos formularios de solicitud; a dicha solicitud la persona interesada aportará la documentación que, en su caso, acredite su identidad y su situación de salud. 

Para aquellas personas que tuvieran reconocido previamente un determinado grado de discapacidad, en el momento en que vean agravado su estado de salud, podrán solicitar un procedimiento de revisión acreditándolo documentalmente. 

Reconocida la persona por el Equipo del Centro de Valoración y Orientación, los responsables de los Órganos competentes en la materia de las Comunidades Autónomas o de las Direcciones Territoriales del Imserso deberán dictar resolución expresa sobre el reconocimiento de grado, así como sobre la puntuación obtenida en los baremos para determinar la necesidad del concurso de otra persona o dificultades de movilidad, si procede. El reconocimiento de grado de discapacidad (minusvalía) se entenderá producido desde la fecha de solicitud, debiendo figurar necesariamente la fecha en la que, en su caso, puede tener lugar su revisión.  

Contra las resoluciones definitivas los interesados podrán interponer reclamación previa a la vía jurisdiccional social, de conformidad con el artículo 71 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la Jurisdicción Social  

Señalar finalmente que la acreditación del grado de discapacidad tendrá validez en todo el territorio del Estado español. 

Ventajas del certificado de discapacidad   

Una vez que la persona con discapacidad obtiene el certificado, éste le otorga una serie de ventajas  

Las empresas que contraten a personas con discapacidad pueden recibir ayudas, bonificaciones o subvenciones varias. Se fomentan los contratos indefinidos y estables 

Si una empresa tiene más de 50 trabajadores, tiene que reservar el 2 por ciento de sus puestos de trabajo para personas con discapacidad 

En la oferta de empleo público, la Administración también tiene que reservar puestos de trabajo público para personas con discapacidad 

Estas personas no tienen que pagar las tasas de las pruebas de selección y tienen derecho a que se realicen las adaptaciones que necesiten. 

Existen ayudas económicas a las empresas para adaptar los puestos de trabajo a las personas con discapacidad 

En el caso de los trabajadores autónomos, los autónomos con discapacidad reciben subvenciones y ayudas económicas y pagan menos a la Seguridad Social 

Entre los posibles beneficios para  las personas con reconocimiento de grado de discapacidad, pueden señalarse los siguientes:   

  • Acceso a las medidas de fomento del empleo para personas con discapacidad 
  • Adaptación del puesto de trabajo 
  • Adaptación de pruebas selectivas en el acceso al empleo público 
  • Jubilación anticipada 
  • Acceso a la vivienda de protección pública 
  • Subvenciones y/o ayudas de carácter individual: tratamientos rehabilitadores, productos de apoyo, accesibilidad y adaptaciones en el hogar, etc. 
  • Tratamientos rehabilitadores y de apoyo 
  • Recursos y apoyos educativos 
  • Pensión no contributiva (PNC) por invalidez 
  • Prestaciones económicas y sociales para personas con discapacidad: Asistencia Sanitaria y Prestación Farmaceútica y Subsidio de Movilidad y Compensación para Gastos de Transporte 
  • Prestaciones familiares: Asignación económica por hijo o menor con discapacidad acogido a cargo, o mayores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior a 65% 
  • Ampliación del periodo de descanso por maternidad en los supuestos de discapacidad del hijo o menor acogido. 
  • Ingreso en Centros 
  • Beneficios fiscales: Necesidad de ayuda de tercera personas para desplazamiento a lugar de trabajo, movilidad reducida, necesidad de vivienda adaptada, etc   

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) 

Impuesto sobre Sociedades (IS) 

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones 

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) 

Impuesto especial sobre determinados medios de trasporte (IEDMT) 

Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) 

  • Tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida 
  • Bonotaxi 
  • Reducciones en medios de transporte 
  • Otras ayudas y servicios para el colectivo de personas con discapacidad que se contemplen en los organismos competentes en materia de Servicios Sociales ya sean municipales, autonómicos o estatales, o de la iniciativa privada social. 

Empleo protegido 

El empleo protegido es una modalidad laboral pensada para personas con discapacidad que pueden trabajar, pero no en el mercado de trabajo ordinario, por tener éste algunos obstáculos aún difíciles de superar. 

El empleo protegido tiene 2 posibilidades:   

  • Centros especiales de empleo (CEE). Se reflejaron en el Real Decreto 2273/1985 y son empresas, públicas o privadas, cuya plantilla está compuesta, al menos, por un 70% de personas con discapacidad. 

A través de los centros especiales de empleo, los trabajadores tienen un empleo remunerado y productivo. El objetivo de los mismos es ayudar a las personas con discapacidad a superar barreras y servir como salto a la empresa ordinaria   

  • Enclaves laborales. Regulados por el Real Decreto 290/2004 esta modalidad consiste en el traslado temporal de trabajadores con discapacidad procedentes de CEE a las instalaciones de una empresa del mercado «ordinario», a la que suele llamarse empresa colaboradora. Para ello, se firma un contrato entre dicha empresa y el CEE para la realización de obras o servicios desempeñados por los trabajadores con discapacidad.  

Tengo una discapacidad: ¿Dónde puedo encontrar trabajo? 

Hay una serie de portales en internet donde una persona con discapacidad puede buscar trabajo: 

Por Talento  

Apuesta por la diversidad entendiéndola como elemento de la cultura empresarial que aporta talento a las organizaciones  

Disjob  

Nace para encontrar personas con discapacidad que puedan incorporarse con facilidad al día a día de la empresa y a los puestos laborales que se ofertan  

No te rindas nunca 

Es una iniciativa de Fundación Once y su entidad de inclusión laboral, Inserta. Está orientada preferiblemente a jóvenes con discapacidad para ayudarles a encontrar un empleo  

Emprende 2020 

Fundación ONCE, a través de FSC Inserta, ayuda a las personas con discapacidad con un Plan de Autoempleo y Creación de Empresas.  

Grupo Envera 

El grupo Envera es la Asociación de Empleados de Iberia Padres de Personas con Discapacidad. Es una entidad sin ánimo de lucro cuya misión es la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad   

Ehlabe  

EHLABE Inclusión SocioLaboral (Euskal Herriko Lan Babestuaren Elkartea) es la Asociación vasca de entidades no lucrativas, que fomentan la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad   

Se podrían citar otras como: 

  • Fundación Adecco 
  • Fundacón Integra 
  • Fundación Ranstad 
  • Fundación Integralia   

Otros portales de búsqueda de empleo son: 

  • Infojobs 
  • Indeed 
  • Infoempleo 
Compártelo con la comunidad
Relaciones con el Ecosistema DKV Integralia