Talento Diverso

El blog sobre inclusión laboral para las direcciones de RRHH

EL MODELO SOCIAL DE LA DISCAPACIDAD

El modelo social de la discapacidad, desarrollado a nivel teórico y normativo en el paradigma social, establece que las causas de la discapacidad son en gran medida sociales. El paradigma concibe a las personas con discapacidad desde un enfoque biopsicosocial y de los derechos humanos. Por primera vez se va más allá de la deficiencia y se tienen en cuenta los derechos fundamentales de las personas buscando la participación de la persona con discapacidad en todas las esferas de la vida en sociedad en igualdad de condiciones.

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

Antiguamente la discapacidad se entendía desde el modelo médico que considera que ésta es el resultado de las limitaciones funcionales o psicológicas originadas por la deficiencia ocasionada por un accidente, enfermedad o condición, y por lo tanto era un problema exclusivamente de la persona. Una limitación física que se supera mediante la prestación de cuidados médicos individualizados como la educación especial, los servicios de rehabilitación y los servicios de asistencia institucionalizados.

 

En el modelo de prescindencia (religioso) las personas con discapacidad eran inútiles porque no satisfacían las necesidades de la comunidad.

 

El modelo médico de la discapacidad considera que la discapacidad es una limitación física que debe de ser abordada desde tratamientos médicos individualizados.

 

 

El modelo social considera que la discapacidad es una deficiencia social que imposibilita la participación en igualdad de condiciones en la vida social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, el modelo social da un paso más y considera que la discapacidad es un conjunto de condiciones que afectan de manera negativa en la persona ya que limitan su participación en sociedad. La mayor parte de estos impedimentos (sociales, culturales, arquitectónicos o tecnológicos) son sociales puesto que vienen derivados del diseño del entorno que está pensado para un ser humano estándar. Por consiguiente, la búsqueda de la igualdad de condiciones se debe de afrontar desde una construcción adecuada de la realidad.  En este sentido, el diseño para todos y la accesibilidad universal son la base de las políticas de inclusión.

Este paradigma aboga por el derecho de las personas con discapacidad a establecer relaciones interpersonales y a convertirse en personas social y económicamente activas. Este enfoque sostiene que es el entorno, que no está diseñado para la diversidad, es que genera las situaciones desfavorables de segregación y/o inaccesibilidad. Por lo tanto, es misión de la sociedad trabajar en la eliminación de barreras actitudinales y físicas para que las limitaciones derivadas de la discapacidad no sean más que las fisiológicas. Todo esto se consigue mediante la eliminación de todo tipo de barreras que obstaculicen la participación real de las personas en la vida cotidiana en igualdad de condiciones.  

 

  Diseño universal es la estrategia global por la cual se eliminan las principales barreras potenciales a las que se pueden enfrentar las personas con discapacidad en la fase de construcción de infraestructuras, bienes o servicios.

  Accesibilidad universal es la estrategia por la cual se suprimen las barreras actitudinales y físicas para garantizar que la persona con discapacidad puede disfrutar de una vida social plena en igualdad de condiciones.

 

Es un hecho que las personas con discapacidad se encuentran en una situación de desventaja social que requiere de cambios sociales y estos cambios deben de ser abordados por gobiernos e instituciones como una cuestión de derechos fundamentales.