El equipo de Integralia fotografía las «barreras invisibles»

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador

La Fundación Integralia DKV impulsó un concurso donde todas las personas  podían potenciar su lado más creativo para reflejar aquellas barreras invisibles con las que tienen que convivir cada día 

 

“Barreras invisibles”. Ese fue el tema central del 1er Certamen de Fotografía que Integralia impulsó en junio del pasado año para estimula la creación artística de las 487 personas que trabajan en la Fundación. 

El objetivo del Certamen era reflejar aquellas barreras que pasan desapercibidas al conjunto de la sociedad.  El equipo de Integralia tenía que trazar diversas perspectivas, una nueva forma de mirar el entorno que nos rodea, en muchos casos limitante para las personas que tienen una discapacidad.

Otro objetivo –y el más importante- era impulsar la participación de su equipo en un proceso de creación artística. Integralia considera que la inclusión social de una persona con discapacidad es poliédrica y que su participación en la sociedad no solo ha de ser en materia laboral, sino en otros ámbitos de la vida, como en el arte y la cultura. Es por ello que brinda oportunidades a sus equipos para que puedan potenciar estas facetas y desarrollar nuevas formas de expresión.

El concurso fue apoyado por DKV Seguros en su compromiso con las personas con discapacidad y con el rol del arte como vehículo de transformación social.

 

Ganadores del concurso

¿Cómo reflejar el dolor de la fibromialgia? ¿Cómo describir los sentimientos de una persona que tiene un trastorno bipolar? Son los dos conceptos sobre los que han girado las fotografías ganadoras en las dos categorías del concurso: Réflex y otros dispositivos móviles.

 

Fotografía ganadora en la Categoría Réflex

 

Ana Gasol, compañera del centro de Sant Just Desvern

Fotografía de la ganadora en categoría reflex

 La princesa y el Guisante

Fibromialgia y fatiga crónica.

“Cuando era pequeña mi padre me leyó el cuento de la Princesa y el guisante, cuando acabó, le dije: Papá soy una Princesa, me duele todo y lo siento todo. Él me miró, me acarició el pelo y dijo: Mi pequeña Princesa.

Nuestras barreras, son nuestro propio cuerpo, estamos encadenadas a él.

Pero yo sigo siendo una Princesa”

 

Fotografía ganadora en la Categoría Otros dispositivos móviles

 

Gemma Napal Lluch, compañera del centro de Sant Just Desvern

 

Ganadora del concurso en categoría dispositivos móviles

Me necesito 

Trastorno bipolar.

“Personas como yo tenemos dificultad con los límites, mi personalidad es quien soy, mi actitud depende de mi problema físico en mi cerebro”. 

 

Compártelo con la comunidad
Relaciones con el Ecosistema DKV Integralia