Fundación DKV Integralia y Konecta Perú: juntos creando oportunidades

El pasado 9 de noviembre, la Asociación Peruana de Centros de Contacto (APECCO) entregó a Konecta el premio Contacto a la Excelencia 2016, en la categoría “Mejor Contribución en Responsabilidad Social”.

linea temporal verde usada como separador linea temporal verde usada como separador
Imagen de cabecera

Este reconocimiento fue gracias al trabajo en conjunto que realizan la fundación  DKV Integralia y la empresa Konecta,  en favor de las Personas con Discapacidad.

“Cuando iniciamos esta idea, teníamos una consigna: compartir es lo que nos permite ser mejores personas, pero también hace diferentes a las empresas, las hace mejores”, dice Pilar Moya, Directora de Proyectos Internacional de Integralia.

¿Pero cómo convencer a las empresas a invertir en oportunidades para Personas con Discapacidad, cuando según el INEI, sólo 2 de cada 10 están activas laboralmente?Según Moya, el proceso de inserción  laboral es posible cuando hay un compromiso corporativo en responsabilidad social y se hace con un método adecuado.

Violeta Orozco, Country Manager de Konecta Perú, entendió bien este compromiso y propició que la inclusión de personas con diversidad funcional en su organización sea una realidad

premio Contacto a la Excelencia 2016, en la categoría “Mejor Contribución en Responsabilidad Social”

La noche antes a la entrega de los premios nos cuenta Pilar que Violeta se puso en contacto con ella, para invitarla al acto de entrega del día siguiente y le dejó entender que el galardón ganado era por el Proyecto de Pachacútec (Proyecto en paralelo en el que también colaboran Konecta y DKV Integralia, ubicado en un asentamiento humano en el desierto de Ventanilla el Callao).

Pilar me contaba lo siguiente: “La verdad es que pensé que en APECCO estaban un poco escasos de proyectos de RSC, ya que estamos muy felices de poder contar que hemos conseguido ese premio y en esa misma categoría en el 2013 y en el 2015 por el Proyecto de Formación y Empleo para personas de bajos recursos y/o discapacidad de Fundación Pachacutec”.

La magia creada por Violeta empezaba a surgir efecto. Cuando entregaron los premios y nombraron la empresa ganadora y el nombre del proyecto, Pilar entendió que el galardón era por el programa de inclusión para personas con discapacidad, que desarrollaron con Konecta desde el 2012, por el Proyecto de Integración Directa en Empresa de PCD y no por Pachacutec.

Violeta se acercó a la mesa de Pilar, le dio un abrazo y la cogió de la mano para que recogiera el premio con ella, ayudándola a subir al escenario que no era accesible. Dio gracias públicamente a la Fundación DKV Integralia por el trabajo conjunto durante estos años e invitó a todas las empresas del sector de Contact Center para que también desarrollen programas de inclusión en sus organizaciones. Una emotiva sorpresa, que Pilar no se esperaba y cuenta le hizo mucha ilusión.

Este premio es el reconocimiento a una visión en materia de inclusión, que Konecta ha  aprendido de su aliado español: la integración laboral de personas con discapacidad da muy buenos  resultado cuando se sigue el itinerario adecuado. Desde los inicios del Proyecto en el año 2012 hasta hoy, se han formado  solo en esa empresa a 90 PCD y dado empleo a 77 .

Lo mejor de la ceremonia fue cuando Baldo Zapata, que trabaja como mentor del programa y responsable de RSC de Konecta, mostró una estupenda presentación explicando el proyecto conjunto en la que estaba el logo de Integralia junto al de Konecta. “Te aseguro que lo ha explicado mejor que si lo hubiera explicado yo y  ha puesto tanto entusiasmo y tanta pasión al trasmitir el mensaje de inclusión, que cuando ha terminado todos los asistentes me pedían la tarjeta interesados en los proyectos de inclusión”.

Ese ha sido el verdadero Premio para mí, porque sé que a través de Baldo, habla Violeta y todo su equipo, cuenta Pilar Moya.

Compártelo con la comunidad